La FIFA cree que puede ayudar a mejorar las condiciones laborales en Catar

La FIFA espera ayudar a mejorar las condiciones laborales y los derechos de los trabajadores de Catar, país elegido para organizar el Mundial de 2022 y que el presidente Joseph Blatter visitará antes del próximo congreso que este organismo celebrará previo a la Copa del Mundo de Brasil 2014. La FIFA, reunida hoy en su Comité Ejecutivo en Zúrich (Suiza), publicó hoy su Informe de Finanzas del ejercicio económico de 2013, que presentó unos resultados positivos de 72 millones de dólares, según reflejó la organización internacional en su página web oficial.

Guía de Regalos

La FIFA cree que puede ayudar a mejorar las condiciones laborales en Catar
El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, habla con los medios durante una rueda de prensa al finalizar la reunión del Comité Ejecutivo de la FIFA en Zúrich, Suiza, el viernes 21 de marzo del 2014. EFE

Redacción Deportes, 21 mar (EFE).- La FIFA espera ayudar a mejorar las condiciones laborales y los derechos de los trabajadores de Catar, país elegido para organizar el Mundial de 2022 y que el presidente Joseph Blatter visitará antes del próximo congreso que este organismo celebrará previo a la Copa del Mundo de Brasil 2014.

Redacción Deportes, 21 mar (EFE).- La FIFA, reunida hoy en su Comité Ejecutivo en Zúrich (Suiza), publicó hoy su Informe de Finanzas del ejercicio económico de 2013, que presentó unos resultados positivos de 72 millones de dólares, según reflejó la organización internacional en su página web oficial.

Así lo expresó hoy el Comité Ejecutivo de la FIFA al término de la reunión celebrada en Zúrich, donde respaldó las iniciativas llevadas a cabo por su miembro Theo Zwanziger, encargado de coordinar las conversaciones con las autoridades cataríes para buscar soluciones a los problemas laborales del país.

A lo largo de ese año, el 72 por ciento de los gastos de la FIFA se destinaron directamente al fútbol, mientras que los ingresos totales ascendieron a 1.386 millones de dólares, 220 más que en el año 2012.

“Pese a no ser responsables de las leyes de ningún país, el Comité Ejecutivo cree que FIFA puede ayudar a mejorar las condiciones laborales en Catar y acordó que este tema se debe supervisar de forma constante”, indicó la FIFA en un comunicado.

Las principales fuentes de ingresos de la FIFA fueron los derechos televisivos y la comercialización de la Copa del Mundo de Brasil. Los primeros ingresaron 601 millones por los 404 de los segundos.

Durante la reunión del Ejecutivo el presidente Joseph Blatter confirmó también que mantendrá un encuentro con los principales responsables políticos de Israel y Palestina, tras informar de los avances conseguidos en el último encuentro mantenido entre las asociaciones de Israel y Palestina para fomentar el desarrollo el fútbol.

En el concepto de gastos, se contabilizaron 1.314 millones de dólares, 237 más que el curso anterior, de los que 757 fueron provocados por los desembolsos destinados a los torneos, 183 en proyectos de desarrollo y 216 en gastos operativos, informó la FIFA.

El Ejecutivo ratificó igualmente la decisión del Comité de Emergencia que autorizó a las asociaciones miembro de FIFA a disputar amistosos frente a clubes y equipos representativos de Kosovo y destacó la celebración del partido entre la selección kosovar y la de Haití el pasado 5 de marzo en Mitrovica.

El balance total ascendió a 3.165 millones de dólares, con unas reservas de 1.432, algo que, aseguró el organismo, “tiene una gran importancia estratégica para la FIFA en vista de la considerable dependencia económica de la Copa del Mundo y por el hecho de que resulta prácticamente imposible asegurar esta gran competición ante una posible anulación”.

Dentro del proceso interno de reformas acometido por la FIFA, el Comité Ejecutivo confirmó que la limitación de edad y permanencia en el cargo se someterá a la decisión del 64 Congreso, que se celebrará el 11 de junio en Brasil, donde también se votará la ampliación durante un año del mandato de las integrantes del Ejecutivo Moya Dodd (Australia) y Sonia Bien-Aime (Islas Turcas y Caicos), respaldada hoy por unanimidad.

La elección de Marraquech y Rabat como sedes de la Copa Mundial de Clubes de este año y el nuevo reglamento de intermediarios que entrará en vigor en abril de 2015 fueron otros de los acuerdos adoptados por el Ejecutivo de la FIFA, que creará un calendario internacional de partidos de fútbol sala y celebrará su próxima reunión el 7 y el 8 de junio en Sao Paulo.