Convocan otro juicio masivo en Egipto

El Cairo/EFE — El Tribunal Penal de Minia inició ayer el juicio contra 683 miembros y partidarios de los Hermanos Musulmanes, entre ellos su guía espiritual Mohamed Badía, acusados de participar en ataques violentos en el distrito de Al Edua, en la provincia de Minia, al sur de El Cairo.

Los hechos se refieren a los disturbios acontecidos tras el violento desalojo de las manifestaciones islamistas en las plazas cairotas de Rabea al Adauia y Al Nahda, a mediados del pasado mes de agosto, donde murieron cientos de personas.

Están acusados de asaltar instituciones públicas y la comisaría del distrito de Al Edua, además de alterar el orden público.

Uno de los abogados defensores, Ahmed Shabib, dijo que la la defensa boicoteó el juicio “porque el juez infringe la ley en vez de aplicarla y por lo que sucedió ayer”, en referencia a la condena a muerte, por este mismo tribunal, de más de 500 simpatizantes de los Hermanos Musulmanes.

“Tenemos el mismo juez y una causa similar”, añade Shabib, que advierte que “con la ausencia de la defensa el fallo es inválido.”

Al término de la primera sesión, celebrada ayer, Shebib afirmó no saber “si se impondrá el mismo castigo que ayer porque el juez ha levantado la sesión”, pero está seguro de que si son condenados a muerte, presentarán un recurso.

Las fuerzas de seguridad realizaron un intenso despliegue y cerraron las calles colindantes al tribunal para proteger la celebración del proceso.

El lunes, este mismo tribunal condenó a muerte a más de 500 simpatizantes de la cofradía por ataques contra edificios oficiales y el asesinato de un coronel en agosto pasado.