Mets: un año más de reconstrucción

El equipo no gastó mucho en la temporada muerta pero tiene esperanzas de mejorar

Mets: un año más de reconstrucción
Uno de los interrogantes que tendrán los Mets es el cuerpo de lanzadores.
Foto: getty images

Nueva York — Los Mets compraron, se mejoraron, pero no cambiaron.

Cuando los Metropolitanos inauguren hoy en el Citi Field su temporada 2014, tendrán la misión de mejorar lo hecho la temporada anterior aunque nadie piensa que puedan contender por un boleto a la postemporada.

Circuló un rumor durante la temporada muerta que decía que la gerencia quería cambiar la mentalidad del club comenzando a aspirar a 90 victorias esta temporada, pero eso se ve difícil luego de lo poco que reforzaron a un equipo que no tiene una temporada ganadora desde el 2008, cuando ganaron 89 y perdieron 73.

Ni en esa temporada ganadora obtuvieron 90 triunfos. Para ver la última vez que lograron eso hay que remontarse a 2006, temporada en la que su foja fue de 97 victorias por 65 descalabros.

Aunque los últimos cinco años la tendencia ha ido a la baja, sí existe un pequeño rincón para la esperanza. Luego de dos temporadas que fueron calca una de la otra —en 2012 y 2013 su marca fue la misma: 74-88— los Mets tendrán aunque sea un poquito para dar un paso más en la eterna reconstrucción del equipo.

Aquí presentamos algunas de las herramientas con las que el Mets encarará la temporada que arranca hoy.

La fortaleza de los Mets está en sus brazos. A pesar de no contar con el as Matt Harvey, que estará fuera todo el año tras someterse a la cirugía de Tommy John, los ‘Sorprendentes’ cuentan con Dillon Gee, Zack Wheeler y el recién llegado Bartolo Colón.

El eterno Colón viene de una temporada en la que dominó en el Oeste de la Americana, un sector cargado de cañones, con los Atléticos de Oakland, para una marca de 18-6 y 2.65 de carreras limpias. La interrogante será ver si a los 41 años (los cumple en mayo) el oriundo de Puerto Plata, República Dominicana, tendrá lo suficiente para extender su racha victoriosa.

En el bullpen destacan Bobby Parnell, que viene de tener una excelente temporada —aunque recortada por lesión— como cerrador, y el dominicano José Valverde, que viene a demostrar que todavía le queda combustible en el tanque.

Un sector que se reforzó, aunque no lo hizo de manera espectacular, fue el jardín. Este año, los Mets contarán en las praderas con Curtis Granderson, quién se cruzó el East River y cambió el uniforme de los Yankees por el del equipo de Flushing.

Junto con él, llegó Chris Young que el año pasado jugó 107 partidos con los Atléticos de Oakland, para quienes bateó un pobre .200 con 12 jonrones y 40 impulsadas.

Los dos nuevos arribos compartirán las praderas con Juan Lagares y Eric Young Jr., que fue el campeón de robos la temporada pasada con 38 atracos. Esa cifra sería excelente si Young Jr. pegara imparables más seguido.

La estrella brilla en el renglón más oscuro de los Mets. En la tercera base, David Wright seguirá siendo la bujía de la novena de Terry Collins mientras que el resto del cuadro es un gran signo de interrogación con un signo negativo a un lado (-?).

Primera base será una labor compartida entre los poco sorprendentes Ike Davis y Lucas Duda, entre quienes se desató una dura competencia esta primavera en el campamento de los Mets, misma que dejó a muchos con dudas sobre quién se quedaría con el puesto al inicio de esta temporada.

En la intermedia cuentan con Daniel Murphy, quien se ha consolidado como un confiable jugador de todos los días (apenas se perdió un juego durante 2013). El segunda base viene de su mejor campaña a la ofensiva pegando para .286, con 13 jonrones, 78 impulsadas, y 23 colchonetas en la bolsa.

El hueco más grande lo tendrán en las paradas cortas. Los Mets no tuvieron mucha tela de donde cortar al no perseguir a ningún nombre grande durante la agencia libre y en cambio conformarse con el panameño Rubén Tejada como titular, una apuesta que no les pagó la temporada pasada.

Cuando lo enviaron a las menores, su lugar lo ocupó el veterano fronterizo Omar Quintanilla que mostró habilidad y un buen guante pero, salvo algunos destellos, su leño estuvo frío la mayor parte del tiempo.

Primer lanzamiento

El alcalde Bill de Blasio, un seguidor de los Medias Rojas de Boston, hará el primer lanzamiento de la temporada y estará acompañado de seis niños del programa East Harlem Tutorial que fueron afectados por las explosiones que derrumbaron dos edificios en ese sector de la ciudad el 12 de marzo.