Empleados de edificios en NYC marchan por salario justo

El contrato de más de 30,000 trabajadores vence el próximo 20 de abril y los afectados piden un aumento

Empleados de edificios en NYC marchan por salario justo
Los empleados de edificios en Manhattan, Queens, Brooklyn y Staten Island demandan una subida generalizada de salarios.
Foto: EDLP / Humberto Arellano

NUEVA YORK — Miles de trabajadores de edificios residenciales de la Ciudad de Nueva York se manifestaron ayer en Park Avenue, Manhattan, para reclamar a la Junta Asesora de Bienes Raíces (RAB, por sus siglas en inglés) un contrato justo.

El acuerdo contractual para más de 30,000 empleados de edificios en Manhattan, Queens, Brooklyn y Staten Island (los de El Bronx tienen un convenio distinto) vence el próximo 20 de abril, y demandan una subida generalizada de salarios para tener la posibilidad de seguir viviendo en NY.

“Amo esta ciudad, pero con lo que gano ahora no puedo mantener a mis tres hijos y me tendría que marchar”, dijo Marco King (41), un panameño que trabaja como empleado de mantenimiento en dos edificios residenciales de Atlantic Avenue, en Brooklyn. “Trabajamos para una industria que gana mucho dinero subiendo y subiendo el precio de la vivienda, y lo justo es que nos paguen suficiente para poder asumir los altos costos de Nueva York”.

La presidenta del Concejo Municipal, Melissa Mark-Viverito, y el contralor de la ciudad, Scott Stringer, apoyan su causa y se unieron ayer a la manifestación. Los trabajadores, muchos de ellos hispanos, están representados por el sindicato 32BJ, y su presidente, Héctor Figueroa, confía en que RAB no ponga trabas a la subida de salarios durante la negociación del convenio colectivo.

“Los empleados de los edificios residenciales trabajan todos los días para que NY siga siendo un hogar para dos millones de personas. Ellos son la espina dorsal de cientos de familias”, declaró Figueroa. “Confío en que lograremos un gran contrato porque nuestros miembros están muy unidos y la industria de bienes raíces está más fuerte que nunca”.

El presidente de RAB, Howard Rothschild, no especificó si esas subidas de salarios se producirán, pero sí se mostró optimista de que se llegará a un acuerdo con el sindicato.

“Las relaciones positivas que siempre han existido entre RAB y el sindicato 32BJ durante 80 años son un modelo de relaciones laborales exitosas”, dijo Rothschild a través de un comunicado.

Los manifestantes también pidieron que se les autorice a hacer huelga si las negociaciones con la Junta Asesora de Bienes Raíces no llegan a buen puerto.