Ese ‘tweet’ puede costarte el empleo

Privacidad y trabajo en la era de las redes sociales

Ese ‘tweet’ puede costarte el empleo
Asegúrate de conocer bien las políticas de tu empleador sobre el uso personal de Facebook, Twitter y demás medios sociales digitales.
Foto: fotos: shutterstock
Guia de Regalos

Si hay que tener cuidado con lo que publicamos en las redes sociales mientras buscamos trabajo, hay que hacerlo también cuando ya tenemos un empleo. Hay que saber controlar dónde está el límite que marca qué es una opinión personal y cuándo somos partes de una compañía.

Muchas empresas están dando directrices a sus empleadores de cómo deben comportarse en Twitter, pues al tener un perfil abierto, posibles clientes y hasta importantes autoridades pueden sentirse afectados por ciertos comentarios.

Para ser más claro, es normal que en una agencia de publicidad que trabaja con ciertas empresas como clientes prohíba a sus empleados escribir en contra de dichas compañías. Aunque tú no estés conforme con los servicios de esa compañía, te están pidiendo que no te desahogues a través de tus cuentas personales.

Otro caso muy complicado es el de los periodistas. Lamentablemente, estos profesionales -lo quieran o no- representan a un medio de comunicación y trabajan directamente con políticos o personas muy importantes.

Hay casos en los cuales a ellos, particularmente, se les pide dejar de usar una cuenta con opiniones personales. Otros en cambio, prefieren generar discusión a través de sus cuentas y así, generar el aumento de visitas, por ejemplo.

¿Si pertenezco a una compañía debo dejar de ser parte de la discusión digital? Lamentablemente hasta el momento, en Estados Unidos no existe ninguna ley que regularice las redes sociales. Es un tema relativamente nuevo, complejo y vago.

Sin embargo, algunas empresas ya están tomando cartas en el asunto y han creado sus propias reglas y normas para regularizar el comportamiento de sus empleados.

Con este vacío legal, si ingresas a una empresa que tiene una política de redes sociales, debes respetarla. Si no estás de acuerdo, como dice el dicho, la puerta estará abierta.

Hace un par de años el director de privacidad de Facebook, Erin Egan, publicó una nota en el sitio web de la compañía donde anunció que la red social vería la posibilidad de “iniciar acciones legales” contra los empleadores que pidan las contraseñas de Facebook para revisar las cuentas de sus empleados.

En ese comunicado, se refería a “un preocupante incremento en los informes de compañías que buscan obtener acceso inadecuado a los perfiles de Facebook de la gente”.

  • No hagas mucho uso de las redes sociales. Lamentablemente lo quieras o no, éstas quitan la privacidad de nuestras vidas.
  • Si te sientes afectada por las “políticas de redes sociales de tu compañía”, puedes crear cuentas con seudónimos donde no reveles tu identidad.
  • Si pese a todo quieres mantenerte activa, tendrás que medirte. Tu empleador podría despedirte si no cumples sus políticas de redes sociales.