El ‘twitter cubano’ del USAID

El ‘twitter cubano’ del USAID
seguros medicos
Foto: authors

La Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID) tiene la misión de terminar con la pobreza extrema y permitir que las sociedades demócraticas fuertes alcancen su potencial. Nada de eso dice desestabilizar gobiernos como el de Cuba.

Eso es precisamente lo que ha estado haciendo el USAID según un detallado reportaje de la Prensa Asociada. Allí se relata como agentes del gobierno estadounidense con ayuda privada, a través de un laberinto para evitar que se sepa la participación oficial, establecieron “un twitter cubano” para crear descontenton con el régimen de la isla.

La idea del programa ZunZuneo era hacer una plataforma de contenido que no sea controversial como deportes, música e información sobre huracanes que evite la interferencia del gobierno cubano. Más tarde, cuando se considere tener una cantidad suficiente de suscriptores, se iba a introducir contenido político para causar protestas con el fin de “renegociar el balance de poder entre el Estado y la sociedad”. Llegaron a haber 40,000 suscriptores que nunca supieron que ese era un proyecto del gobierno estadounidense y mucho menos que había contratistas tomando su información privada para poder usarla con fines políticos.

Esta revelación perjudica la ya dañada credibilidad del USAID, que en general necesita trabajar con los gobiernos para ser eficiente.

También este programa desestabilizador confirma viejos temores latinoamericanos que esta agencia es más de espionaje que de combatir la pobreza. El hecho que el USAID haya estado operando de esta manera contra el gobierno cubano, no ayuda a Alan Gross, el subcontratista del USAID que fue a la isla trabajar en la internet y posteriormente fue detenido por delitos contra Cuba.

Es increíble que se gaste dinero en continuar la guerra fría, que se intente desestabilizar Cuba en vez de trabajar constructivamente en la apertura del régimen y que se utilice una agencia de desarrollo para ese fin.

En un evento no relacionado, ayer se dio a conocer con bombos y platillos un ambicioso plan del USAID para combatir la pobreza junto con 31 universidades, corporaciones y fundaciones. ¿Cómo sabemos, a la luz del “twitter cubano”, que su meta es la pobreza y no es el espionaje para sabotear gobiernos extranjeros?