Luchadora incansable a favor de la salud mental

Hacer el bien y ayudar a los miembros de la comunidad le hacen feliz. Graduada en psicología y con una maestría en salud mental, en 2005 fundó una consultoría que ha ido creciendo. Veterana del ejército fundó en 2011 un organización sin ánimo de lucro para ayudar a los veteranos y sus familias en cuestiones de salud mental.

Americana de primera generación, Xiomara Sosa nació en El Bronx. Hija de un dominicano y una puertorriqueña, esta veterana militar se refiere a ellos continuamente durante la conversación. Especialmente, a su madre que dejó la isla en los años 50 buscando un mejor futuro y luchando contra las injusticias.

“Mi lado humanitario tiene que ver con ellos; vienen de dos países de Latinoamérica en los que hay mucho por hacer”, señala.

Cada verano iba con ellos a las dos islas.

“Las diferencias entre como vivía yo y mis primos de la misma edad eran obvias”, subraya mientras recuerda cómo iban cargados de cosas y regalos, así como la satisfacción que sentía -y que siempre era devuelta con agradecimiento-.

Además, resalta, sus padres “se casaron en 1954 y aún siguen juntos”. Es un ejemplo de que se puede hacer, el cual a veces comparte durante sus servicios de consejería.

Sosa ha tratado de aprovechar todas las oportunidades que sus padres le brindaron.

Así obtuvo su bachillerato en Psicología y su maestría en salud mental, su “pasión número uno”, abogando por el cambio social positivo.

Como consejera, Sosa trabaja con individuos, parejas y familias, y la comunidad latina de la que forma parte es prioritaria. Ya sean desórdenes, traumas, prevención de hostigamiento y suicidio y, sobre todo, cuidados a los veteranos del Ejército.

A los 20 años, Sosa dejó Nueva York por el Ejército; es graduada por el centro de entrenamiento de la Universidad de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos (USAF). La veterana ha servido en el Pentágono, donde trabajó en el Instituto de Investigación para el Comportamiento y Ciencias Sociales.

En 2005 fundó una consultoría para el cuidado de la salud mental y desde entonces su labor humanitaria ha ido expandiéndose, a través de varias redes nacionales. También puso en marcha dos organizaciones sin ánimo de lucro en los últimos años.

Por su trayectoria vital, tiene especial dedicación y cariño a You are Strong! Center on Veterans Health an Human Service.

“Sé todo el sufrimiento que se padece”, señala la galardonada.

La misión de esta organización que empezó a funcionar en 2011 es “combatir el estigma y proveer salud a los veteranos y sus familias”.

Un año antes fundó The Get Right! Organization, para educar a las familias en los asuntos relacionados con la salud mental y sus problemas.