Supremo de EEUU no verá caso de fotógrafa y boda de lesbianas

Corte de Nuevo México había establecido que la fotógrafa violó una ley estatal contra la discriminación al no querer retratar a una pareja de lesbianas
Supremo de EEUU no verá caso de fotógrafa y boda de lesbianas
Casos como el de esta fotógrafa han inspirado a varios congresos estatales a debatir propuestas de leyes que permiten a los negocios dejar de proporcionar sus servicios, sobre todo a gays.
Foto: Archivo

Washington – La Corte Suprema de Justicia de EEUU rechazó este lunes considerar el caso de una fotógrafa que se negó a realizar los retratos de una boda entre dos mujeres en Albuquerque, en Nuevo México, con base en sus creencias religiosas.

La decisión de la Corte mantiene la sentencia del Tribunal Supremo del estado de Nuevo México que estableció que la fotógrafa violó una ley estatal contra la discriminación.

En septiembre de 2006, Vanessa Willock intentó contratar a la empresa Elane Photography para que realizara las fotografías de su matrimonio, pero la propietaria, Elane Huguenin, y su marido declinaron la propuesta alegando que no querían tomar unas imágenes de una ceremonia que contradecía su idea del matrimonio.

Vanessa Willock denunció a la empresa y el Tribunal Supremo de Nuevo México resolvió que la fotógrafa había incumplido una ley estatal que prohíbe la discriminación, entre otros motivos, por la orientación sexual.

Aunque la fotógrafa argumentó que su derecho a la libertad de expresión como artista le permitía rechazar a un cliente si su petición implicaba expresar una idea a la que se oponía, la corte sentenció que era libre de retratar lo que quisiera, pero que no podía discriminar en el curso de su actividad empresarial.

Al rechazar el Supremo estadounidense revisar este caso, la resolución del tribunal estatal sigue en vigor.

Casos como el de esta fotógrafa han inspirado a varios congresos estatales a debatir propuestas de leyes que permiten a los negocios dejar de proporcionar sus servicios, especialmente a los gays, bajo argumentos de creencias religiosas.

Las dos cámaras del estado de Arizona aprobaron a finales de febrero una polémica ley que permitía a los empresarios acogerse a sus creencias religiosas para negar servicios a los gays, que fue vetada días después por la gobernadora estatal, Jan Brewer.