La cirugía estética en el extranjero tiene riesgos

El Departamento de Salud de la ciudad quiere crear conciencia acerca de las consecuencias de esta práctica
La cirugía estética en el extranjero tiene riesgos
Beverly Ann Brignoni (derecha) y Leticia Peña son ejemplos de los riesgos de someterse a cirugías estéticas en el extranjero. La primera murió tras una lipoescultura y a Peña le mutilaron los senos.

Nueva York — El Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York (DOHMH), publicó un video testimonial que busca crear conciencia de los riegos de la cirugía estética en clínicas en el extranjero.

En marzo, la dominicana Leticia Peña (40) describió a El Diario La Prensa los dolorosos meses de tratamiento médico al infectarse con la bacteria Mycobacterium abscessus, luego de practicarse un aumento de senos en la clínica Doctores Lima-Mejía Cirugía Plástica, en Santo Domingo.

Semanas más tarde la clínica fue cerrada por autoridades sanitarias.

Peña, quien encara la mutilación de su cuerpo, narra en el video su experiencia con la intención de crear conciencia entre mujeres que buscan embellecerse pese al riesgo.

“No quiero que otra mujer pierda la vida por negligencia médica”, enfatizó. “Mi cuerpo está destruido con horribles cicatrices y malformación. Fue un coste muy alto y lo pago cada día”.

La joven madre Beverly Brignoni es la víctima más reciente. La residente de El Bronx murió en la Republica Dominicana tras someterse a una lipoescultura.

“Deseo que mi historia conmueva a otras mujeres y las haga reflexionar. Una decisión equivocada puede cambiar nuestras vidas y la de nuestra familia”, destacó Peña.

En diciembre pasado DOHMH lanzó una alerta por seis casos de infección con Mycobacterium abscessus entre mujeres de 28 y 57 años que se practicaron cirugía estética en Republica Dominicana. En 2004 las autoridades de salud enfrentaron una situación similar con una docena de casos confirmados.

Levi Fishman, portavoz de DOHMH, destacó que el departamento mantiene una campaña que busca atraer al mayor número de audiencia, especialmente latina, con la meta de que el video tengo un efecto positivo.

Fuente: Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York.