Correa desde NYC: “A Lincoln lo llamaban tirano”

El Presidente ecuatoriano elogia el sistema educativo de Estados Unidos
Correa desde NYC: “A Lincoln lo llamaban tirano”
Rafael Correa restó importancia a las críticas de senadores por la tensa relación que mantiene con algunos medios.
Foto: EDLP / Mariela Lombard

NUEVA YORK — Previo a su encuentro de ayer con los emigrantes ecuatorianos, el presidente Rafael Correa se reunió con los medios en Manhattan en un evento de una hora minuciosamente controlado por los organizadores. En la llamada “Mesa de medios” se pidió una pregunta con anticipación, al tiempo que se transmitía a la radio ecuatoriana en el programa “Enlace Ciudadano”. No hubo espacio para imprevistos.

Tras visitar las universidades de Harvard, Yale y MIT con las que mantiene convenios, Correa elogió el sistema educativo estadounidense al que califica como el mejor del mundo, al tiempo que enumeró los programas de intercambios de profesores e investigaciones en la selva amazónica. “Van científicos a recoger muestras, queremos que el conocimiento sea un bien público. Esperamos que aumenten por miles los doctores en Ecuador y sólo lo logramos aprovechando de los que más saben”, dijo sonriente.

El mandatario restó importancia a las críticas de varios senadores por la tensa relación con algunos medios y la oposición. “No espero reunirme con ninguno de esos senadores. Pero este país debe recordar su historia: cuando Abraham Lincoln fue presidente lo criticaron porque presionaba a la oposición o encarcelaba gente. Pero todo fue con el fin de terminar la esclavitud y ahora la historia lo considera el mejor presidente de este país”.

Antecediendo varias veces con las expresiones “con todo respeto” y “con toda humildad” argumentó que a Lincoln lo llamaban tirano como a algunos de los presidentes latinoamericanos. “En Latinoamérica somos los esclavos del siglo 21 y con una élites que han acaparado todo, pero ahora la balanza está cambiando para el pueblo”.

Correa sostuvo que la emigración desde su país prácticamente ha parado, pero sigue por la reunificación. “Es triste por los que dejaron a sus hijos hace quince y veinte años. Debemos facilitar esos procesos. Tenemos becas para los hijos de emigrantes”.

“A cada uno no se les puede garantizar la felicidad ni el trabajo, pero si prefiere seguir residiendo en Estados Unidos, lo apoyamos con el programa de Seguridad Social. A los que aporten, si regresan, van a tener un historial y beneficiarse en el futuro”.

La embajadora Nathalie Cely aclaró sobre la expectativa que se había creado de obtener salud acá. “Entendemos las necesidades de salud de nuestros compatriotas y estábamos pensando en unos convenios. Sin embargo, existen barreras. Lo que sí tenemos en los consulados es salud preventiva, campañas de vacunación”.

El presidente y la embajadora hablaron con optimismo de que se concrete una reforma migratoria por tarde el año entrante. “Pero debemos alertar sobre gente inescrupulosa que se aprovecha de las expectativas para tratar de sacar dinero con falsas promesas” Cely aconsejó a la comunidad a informarse con su consulado donde ayudarán en un futuro con el tema legal y tributario.