Filme colombiano crea expectativas en Tribeca

'Manos Sucias' está producida por Spike Lee y trata el lado más oscuro del narcotráfico
Filme colombiano crea expectativas en Tribeca
“Manos Sucias” se estará presentando en Tribeca Film Festival a partir de este jueves.
Foto: Suministrada

Nueva York — Con la cinta “Manos Sucias” el director Josef Kubota Wladyka quiso representar una faceta poco glamorosa del tráfico de drogas. La situación tiene que ver con los padecimientos de la comunidad de Buenaventura, la capital del departamento del Chocó en Colombia, desde cuyo puerto localizado en el océano Pacífico se trafican millones de toneladas de droga anualmente.

Frecuentemente un lugar olvidado por el gobierno del país, y un sitio donde se vive una alta cantidad de violencia producto de las guerras entre paramilitares y guerrilla. Esta región fue la escogida por el director de Brooklyn para contar la historia de dos hermanos distanciados, quienes se reencuentran mientras arriesgan la vida al trasladar 100 kilos de cocaína desde el puerto hasta Panamá, con la ayuda de tan sólo un pequeño bote pesquero.

“Empecé a descubrir la historia hace 10 años cuando era joven y estaba de mochilero en Sudamérica con un amigo. Viajamos por la costa de Ecuador y Colombia, y cuando empecé a escuchar sobre estas comunidades afectadas por el narcotráfico y cómo los pescadores arriesgan su vida para traficar, pensé que era una historia interesante sobre la que el mundo no sabía”, manifiesta Kubota.

Tras muchos años de querer desarrollar un guión, el japonés pudo finalmente lograr este objetivo en 2010 con la ayuda de Alan Blanco, quien le ayudó a coescribir el libreto, así como de las productoras Elena Greenlee y Marcia Nunes. El filme también cuenta con la producción ejecutiva de Spike Lee.

“Los retos de filmar fueron enormes, pero tuvimos una franja de tiempo que nos permitió empujar la cinta. Antes de grabar nos reunimos con unos consejeros de seguridad que nos dijeron que en dos o tres meses no iba a ser posible hacerlo porque había cosas creciendo en el mundo del crimen en Buenaventura”, señala la productora Greenlee.

Sin embargo, gracias al apoyo de la comunidad local que estuvo envuelta de principio a fin en la producción, la película se pudo completar en el tiempo adecuado. Para obtener esta colaboración los cinematógrafos accedieron a proveer entrenamiento gratuito a los habitantes locales, muchos de los cuales terminaron trabajando de alguna forma en el proyecto.

“Quisimos contar con el permiso y colaboración de la comunidad local, fuimos muy honestos sobre lo que se trataba la película, y a la gente le gustó la idea de contar esta historia sobre los problemas reales que vivían, pero con personajes humanos con los que se pudieran relacionar”, dice Greenlee.

“Nos reunimos con los presidentes de las juntas de acción comunal quienes nos preguntaban qué íbamos a hacer por ellos. Teníamos un presupuesto muy bajo así que la alternativa fue ayudar a esta gente a contar su propia historia de ahora en adelante. Les ofrecimos un taller sobre realización cinematográfica con las cámaras de sus celulares y a ellos le encantó”, añade.

La ejecución de esta cinta fue sin duda una labor de colaboración mutua entre comunidad y equipo de producción, tanto así que hasta el elenco de la película, incluyendo los actores principales, fueron escogidos del programa teatral de una de las universidades locales, lo que hace que la historia se vea aun más auténtica en pantalla.

“Manos Sucias” se estará presentando en Tribeca Film Festival a partir del jueves. Tiquetes e información sobre las funciones se pueden adquirir el lunes en: tribecafilm.com

La cuota latina del Festival de Tribeca que inicia el miércoles 16 de abril la completan cuatro películas más:

Bad Hair (Pelo Malo) – Venezuela, Perú, Argentina y Alemania:

Es la conmovedora historia de Junior, un niño de 9 años que simplemente busca alisarse el pelo para poder tomarse la foto de su anuario escolar. Sin embargo, su obsesión por posar como un cantante para la imagen, desencadena temores homofóbicos infundados por parte de su estricta y cruel madre. Este filme desarrollado en los barrios marginales de Venezuela ha sido reconocido en varios festivales de cine y es altamente recomendado.

Güeros – México

Filmada en blanco y negro, la película se desarrolla en medio de las marchas estudiantiles de 1999 en México. La cinta narra la historia de Tomás, quien tras haber sido expulsado de casa por su madre debido a una broma pesada que realizó, se va a vivir con su hermano Fede, para que luego juntos emprendan la búsqueda por un músico legendario.

Maravilla – Argentina

La película sigue al boxeador argentino Sergio “Maravilla” Martínez, mientras intenta recuperar el campeonato de peso mediano que le fue injustamente arrebatado en 2011 por Julio Chávez Jr.

Mala Mala – Puerto Rico

Es una inmersión en el mundo de la comunidad transgénero de Puerto Rico, con la que se celebra el amplio rango de experiencias que viven estos individuos: desde hacer campaña por que sus derechos humanos sean reconocidos por el gobierno, hasta trabajar en la industria sexual, o actuar como drag queens en “The Doll House”.