Cinco pasos para

A veces, los usuarios desean charlar o enviarse textos y fotos sin que quede rastro de ello. Mensajes que se ‘borran’ o ‘destruyen’ al poco de ser recibidos. Al margen de las razones que cada uno tenga para ello, hay aplicaciones que ofrecen que ofrecen esa comunicación efímera, aunque en el fondo es posible que sí queden rastros de los mensajes eliminados. Por ello, hay que tomarlos con cuidado.

Una de las más populares aplicaciones de comunicación ‘efímera’, Snapchat (snapchat.com) permite a usuarios enviarse entre sí fotos y videos que se ‘borran’ tras un tiempo determinado. El propio SnapChat advierte que los contenidos pueden no ser destruidos del todo si alguien los copia o retransmite.

La aplicación Wickr (mywickr.com) ofrece numerosos beneficios para ‘garantizar’ el carácter confidencial y efímero de sus mensajes: encriptación de alto nivel, destrucción del mensaje tras un tiempo determinado, borrado de información relacionada al mensaje, opción ‘anónima’, entre otras opciones.

Esta aplicación promete la posibilidad de añadir a la comunicación en línea particularidades de las conversaciones persona a persona, entre ellas que los mensajes se desvanecen después de suceder. Frankly Chat (franklychat.com) ofrece opciones para darle intención a las conversaciones en línea.

Blink (blinkapp.com) es otra aplicación que ofrece envío de mensajes encriptados (incluyendo texto, foto y video) de modo privado y que se eliminan después de cierto tiempo automáticamente, con la posibilidad de indicar el tiempo en el que el usuario quiere que esto suceda.

Otra manera de eludir que los mensajes sean rastreados es comunicarse fuera de Internet. FireChat (opengarden.com) aprovecha ciertas opciones de conectividad de los teléfonos inteligentes para interconectarse entre ellos fuera de internet, aunque el radio de alcance es limitado.