Hispanos en NYC favorecen ley de vacaciones pagadas

La medida fue sometida recientemente a consideración en el Concejo Municipal
Hispanos en NYC favorecen ley de vacaciones pagadas
La propuesta que evalúa el Concejo de NYC garantizaría que los empleados de negocios con 10 o más trabajadores pudieran disfrutar de 40 horas de vacaciones pagadas anuales.
Foto: Archivo

NUEVA YORK — Trabajadores hispanos verían con buenos ojos la aprobación de una propuesta legislativa que concedería a los empleados neoyorquinos días de vacaciones pagados por ley, y que ha sido sometida recientemente a consideración en el Concejo Municipal.

La propuesta, introducida por el concejal Jumaane Williams (D-Brooklyn), garantizaría que los empleados de negocios con 10 o más trabajadores pudieran disfrutar de 40 horas de vacaciones pagadas anuales una vez cumpliesen 12 meses en el puesto. Esta cifra aumentaría hasta 120 horas para los que acumulen 60 meses en el mismo trabajo.

“Hace tres años que no me tomo ni un solo día de vacaciones, porque no me lo puedo permitir”, dijo la mexicana Juana Méndez, que trabaja como cajera en un supermercado en Brooklyn. “Me pagan sólo por las horas que trabajo y con lo cara que esta la vida en esta ciudad tengo que trabajar todos los días para mantener a mis hijos”.

De acuerdo con la ley laboral del estado de Nueva York, no existe una obligación para el empleador de pagar por el tiempo no trabajado a sus empleados. Las vacaciones y los días feriados entran en esta categoría. El empleador es pues libre de elegir la política a ese respecto que considere beneficia más a su negocio.

“Mi patrón nos daba antes vacaciones pagadas, pero hace un año lo tuvo que quitar porque nos explicó que el negocio iba mal”, señaló Jorge Pérez, que trabaja de repartidor para un restaurante en Prospect Heights, Brooklyn. “Entiendo que la economía todavía no está muy bien, pero sí que estoy a favor de que las vacaciones pagadas sean obligatorias. Los que trabajamos duro nos merecemos descansar y poder seguir pagando nuestras facturas”.

Williams dijo que no comenzaría a presionar para la aprobación de la propuesta hasta que los negocios neoyorquinos se aclimaten a la nueva ley de días de enfermedad pagados, que entró en vigor en la ciudad este mismo mes.