Asociación Católica para Ciegos, una mano amiga para invidentes

NUEVA YORK — La Asociación Católica para Ciegos ofrece una “mano guiadora”, experiencia probada y un abanico completo de servicios, capacitación y hasta a la fecha los equipos que permiten a las personas con problemas visuales a adquirir los conocimientos y habilidades necesarias para una vida independiente.

La Asociación también se centra en el desarrollo intelectual, emocional, físico y espiritual de cada cliente, para que alcance su máximo potencial.

Bajo la dirección de Judith Katzen, la Catholic Guild for the Blind tiene la misión de remover barreras, crear soluciones y expandir posibilidades para que personas con problemas visuales puedan alcanzar su máximo desarrollo.

La Asociación está localizada en el 1011 de la Primera Avenida, en Manhattan, con el teléfono: (212) 371-1000 2097; opera de lunes a viernes, de 9 a.m. a 5 p.m., sirve en promedio a 250 personas al año, en la ciudad de Nueva York y Mid-Hudson Valley.

Entre los servicios que ofrecen figuran: entrenamiento en computadoras con tecnología asistida, como programas de voz; entrenamiento en destrezas de la vida diaria, como cuidado personal, manejo de alimentos, educación financiera, etc.