Camarones endiablados

Recetas proporcionadas por los Chefs Jaime Martín del Campo y Ramiro Arvizú
Camarones endiablados
Camarones Endiablados.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

Para el fin de la Semana Santa (Sábado de Gloria y Domingo de Resurección), le brindamos este delicioso guiso de camarones acompañados de arroz blanco y chayotes rellenos. Una comida muy completa que incluye todos los grupos alimenticios.

1 chile de árbol

1 chile guajillo

1 chile chipotle

1 cucharadita de ajonjolí tostado

1 cucharada sopera de jamaica

¼ de cucharadita de sal de grano

24 camarones grandes pelados y desvenados

4 oz de jugo de limón

El puré de 2 dientes de ajo asados

Tueste los chiles y muélalos en la licuadora junto con la jamaica y la sal, hasta hacerlos polvo. Después agregue el ajonjoli y reserve.

Para los camarones endiablados, lávelos y limpielos muy bien. Póngalos en un recipiente hondo y marinelos con el jugo de limón por aproximadamente ½ hora.

Ponga un poco aceite de oliva en un sartén y caliente. Saltee los camarones hasta que se tornen rosados (tres minutos, que es el tiempo necesario para que se cosan bien). Cuando esto suceda, agregue dos cucharaditas del polvo de chile y jamaica y cocine 1 minuto más.

El complemento ideal para los camarones es arroz blanco. Sírvalo en un plato y ponga encima los camarones. Adornelos con cebollín picado.

Rinde 4 porciones

Preparación: 45 minutos

Costo: $20

Para que los camarones queden en su punto, el aceite en el que se freirán tiene que estar muy caliente. Cuando los camarones adquieran un color Rosado, la FDA recomienda que se cocinen 3 minutos. NO se deben de dejar cocer mucho porque su textura se vuelve chiclosa, como de hule.

Cuando compre mariscos para cocinar, como camarones, ostiones, langostas o calamares frescos, al llegar a su casa refrigérelos de inmediato a 40º F (4º C) y cocinelos en los siguientes 1 ó 2 días como máximo. Si piensa cocinarlos después de dos días, es mejor que los congele para que no se echen a perder ni sean peligrosos al consumirlos.

El ajonjolí es alto en proteínas, metioninas y aminoácidos esenciales, así como fitoestrógenos, cuyas propiedades son antioxidantes y anti cancerígenas. Su alto contenido de hierro, fósforo, magnesio, calcio y zinc, lo hace ideal para personas que padecen de anemia.

Su fibra es un regulador intestinal natural. Disminuye el colesterol por su contenido de Omega 3 y 6, previene el agotamiento mental y físico y la impotencia masculina.

Además, combate el estrés, la depresión, el insomnio, la pérdida de la memoria y otros problemas del sistema nervioso.