El Barrio lamenta la muerte de Cheo Feliciano

El cantante puertorriqueño vivió un tiempo la zona y los residentes lo recuerdan con mucho cariño
El Barrio lamenta la muerte de Cheo Feliciano
Hipólito Rodríguez, un seguidor de la música de Cheo Feliciano, muestra los elepés del cantante boricua.
Foto: José Acosta / EDLP.

Manhattan – Residentes de El Barrio, donde Cheo Feliciano residió un tiempo, lamentaron la muerte del cantante puertorriqueño fallecido en un accidente de auto esta madrugada.

Mabel Olivencia, quien nació en Ponce y lleva 15 años residiendo en East Harlem, dijo que estaba “muy triste”, porque desde muy joven “bailé y seguí a Cheo”, y recordó que el cantante estaba tan ligado a su comunidad, “que incluso grabó un disco llamado ‘Joe Cuba con Cheo Feliciano, El Orgullo de El Barrio’.

“Cuando llegue a mi casa voy a poner a los discos que conservo de él, para recordarlo”, dijo Olivencia. “Se nos fue Cheo, pero su música es eterna”, acotó.

En la tienda de música El Barrio Music Center, abierta desde hace 24 años, el propietario, Reynaldo Meléndez (49), tenía puestos los discos de Feliciano.

“Desde que abrí ha venido mucha gente a buscar sus discos”, dijo el nacido en San Juan. “Me siento triste y consternado. Cheo es una gloria puertorriqueña, desde que empezó con Joe Cuba, la Fania All Stars, su trayectoria fue grande, y nos dejó un legado musical muy bonito”, indicó.

Meléndez recordó a Feliciano como “un gran ser humano”.

“Cuando fue joven tuvo sus tropiezos (con la droga) como muchos en esa época, pero supo superarlo y se convirtió en todo un caballero”, dijo Meléndez.

Algunas personas estaban comprando los discos de Feliciano en la calle 116 de El Barrio, como Juan Rivera (25), boricua nacido en dicha comunidad.

“Me siento muy apenado por la trágica muerte de Cheo. Desde niño mi padre ponía sus discos en casa, y siempre me gustó su música. Todavía hoy busco en YouTube sus éxitos, como Anacaona y Juan Albañil”, dijo Rivera.

Hipólito Rodríguez (53), nacido en Aibonito, Puerto Rico, y con más de 30 años en El Barrio, dijo que desde que le dijeron que Feliciano había muerto en un accidente, se preguntó por qué lo habían dejado manejar.

“Cheo había superado el cáncer que padecía, pero imagino que estaba bajo algún tipo de medicación, lo que no es bueno para manejar”, dijo Rodríguez. “Estoy bien triste”, señaló.

Ángela Reyes se considera de la misma generación de Cheo Feliciano, “y bailé su música en fiestas y fui fanática de él”.

“Estoy doblemente triste. Cheo murió hoy, y ayer murió mi hermano de un ataque al corazón, a la edad de 80 años. Yo tengo música de él. Me siento apenada por Cheo porque fue una gloria que puso la música boricua en el mapa del mundo”, dijo Reyes, nacida en Cidra.

La tienda de música más antigua de El Barrio es Casa Latina, propiedad del español Vicente Barreiro (68), quien reveló que en la mañana, al abrir la tienda, el primer disco que vendió fue el último de Feliciano que le quedaba.

“Yo lo conocí personalmente, porque Cheo residió por un tiempo en El Barrio, y luego se mudó a Puerto Rico”, dijo Barreiro. “He seguido su carrera desde que comenzó con Joe Cuba, que residía aquí cerca (en la calle 116 y la avenida Park), y por aquellos años traté de grabar a Cheo con Joe Cuba y Jimmy Sabater, pero no se pudo porque Joe Cuba ya había firmado con la Fania”, reveló.

Barreiro recordó que Feliciano se paseaba con frecuencia por El Barrio, “y siempre nos saludábamos”.

“Cheo nunca se olvidó de El Barrio, porque aquí vivió y fue su cuna como cantante”, dijo Barreiro. “Es una gran pérdida para la música”, expresó.