Isabel Allende asume un nuevo reto

La escritora chilena presentó la versión en inglés de su novela negra 'Ripper'
Sigue a El Diario NY en Facebook
Isabel Allende asume un nuevo reto
La escritora chilena se encuentra promocionando su nueva novela.
Foto: suministrada

Nueva York — La escritora chilena Isabel Allende nunca había escrito una novela negra, pero esto no fue un impedimento para que se diera a la tarea de investigar los elementos que rodean el mundo del crimen, y posteriormente publicara en enero de este año su libro “El Juego de Ripper” (Ripper).

Durante la presentación de la versión en inglés de la novela que se llevó a cabo en Americas Society, la galardonada escritora reconoció que la idea de hacer el libro surgió de su agente Carmen Balcells, quien le propuso escribir una novela de la mano de William Gordon, el esposo de Allende quien se especializa en hacer historias policiacas.

“Yo empiezo todos mis libros el 8 de enero, pero el 7 de enero no teníamos nada, solo habíamos peleado…yo escribo en español, él en inglés, yo escribo 11 horas al día, él escribe 11 minutos”, comentó en tono de broma la chilena durante la rueda de prensa.

Debido a las diferencias literarias cada cual siguió su propio camino, y el resultado por parte de Allende es esta historia que narra una oleada de crímenes desatados en San Francisco, los cuales fueron predichos por una reconocida astróloga.

Para resolverlos, el detective Bob Martín cuenta con la ayuda de un grupo de adolescentes cuyo pasatiempo favorito es practicar Ripper, un juego cibernético.

“La idea de que fuera un grupo de adolescentes jugando un juego de rol, y que fueran ellos los detectives se dio porque tengo una nieta que estaba jugando Ripper en la cocina por internet. En el juego tú creas el personaje que debe atrapar a “Jack the Ripper”, así que jugué con ella un par de veces”, manifiesta.

Así mismo, la chilena admite que atendió una conferencia de novelas de crimen cerca de su casa en donde obtuvo consejos importantes a la hora de escribir esta clase de obras, y que en general, mantuvo una investigación constante para obtener el resultado deseado.

“La primera responsabilidad de un escritor de ficción es hacer tu historia creíble, por eso investigo mucho para todas mis novelas. En el caso del villano de Ripper trabajé con un psicólogo y él me dio todas las circunstancias que convierten a alguien que ya está demente en un asesino en serie”, señaló.

De su esposo también adquirió lecciones valiosas. “Aprendí que tiene que haber un muerto en la primera página, también cómo mantener el suspenso, además sobre las pistas falsas que confunden al lector…”.

Durante su presentación, la chilena no se limitó a referirse a este trabajo, sino que también discutió sus intereses actuales, tales como la preocupación que siente por Venezuela, el país que la acogió a ella y a su familia durante el exilio político, y también se refirió a la salud [la presentación fue el martes]del aclamado Nobel de Literatura colombiano Gabriel García Márquez.