Wright-Phillips sacude presión con triplete

NUEVA YORK — Tardó, pero al fin llegó la primera goleada de los Red Bulls esta temporada: 4-0 al Dynamo de Houston y ante su público en el estadio de Harrison, New Jersey.

El héroe de la noche del miércoles fue el delantero inglés Bradley Wright-Phillips, con un triplete, conseguido a los minutos 12, 24 y 86 (penal); el otro tanto fue obra del ariete francés Thierry Henry al 65.

“Sólo traté de estar en el área, de encontrarme en el lugar correcto”, manifestó Wright Phillips al final del encuentro. “Afortunadamente, hoy todo salió bien”.

Wright-Phillips se convirtió en el primer jugador después de Henry (31 de marzo 2012 ante Montreal) en lograr un triplete para los Red Bulls.

“Fue bueno”, dijo el delantero inglés sobre el ‘hat trick’ de la noche.

“Pienso que debía anotar por lo menos un gol en el Red Bull Arena. Tuve algunas oportunidades, con los que no quedé contento porque creo que debí haber marcado. Ahora fue bueno haber anotado, y en casa”, apuntó.

Henry expresó su alegría por la noche que tuvo Wright-Phillips, a quien defendió de la presión que estaba enfrentando por no anotar.

“Pienso que hoy fue el día de Bradley; estoy feliz por él”, dijo el ariete galo.

“Creo que la gente estaba molesta porque no anotaba. No es una tarea fácil, sobre todo cuando tienes que salir y ejecutar y la gente se pregunta si puedes anotar o no”, comentó.

Henry se mostró feliz por la forma en que su compañero respondió ya que siendo un delantero la gente espera que marque goles.

“El trabaja fuerte, creo que hoy fue su día, ojalá que haya disfrutado y mantenga ese ritmo y nos ayude a jugar mejor el resto de la temporada”, acotó sobre Wright-Phillips, que se unió a los Red Bulls en julio de 2013.

El técnico Mike Petke tampoco ocultó su emoción por la victoria.

“Obviamente fue un gran resultado”, indicó Petke, quien está en su segunda temporada como entrenador titular del equipo ‘energético’.

“De seguro que fue uno de los mejores partidos de fútbol que hemos jugado este año”, señaló.

Los Red Bulls —que en los siete partidos previos de la temporada habían marcado apenas ocho goles y recibido 11— ahora se encuentran en tercer lugar de la Conferencia del Este con 10 puntos, producto de dos triunfos y cuatro empates.

El equipo no tuvo mucho tiempo para disfrutar la goleada sobre Houston y ayer mismo la plantilla se entrenó en el Red Bull Arena, con miras a la visita al Columbus Crew, mañana sábado, desde las 7:30 p.m. y que será televisado por MSG.