Lucas Matthysse volvió con épico nocaut

Lucas Matthysse volvió con épico nocaut
Lucas Matthysse castigó con su poder a John Molina, quien no dejó de pelear.
Foto: Getty Images

Carson, California — En una épica pelea, el argentino Lucas Matthysse se recuperó de dos derribos para darle la vuelta a la pelea e imponer su fuerte pegada en los asaltos finales, y así derrotar por nocáut técnico en el undécimo asalto a John Molina la noche del sábado.

Así volvió ‘La Máquina’ Matthysse, que no peleaba desde que perdió en septiembre por decisión unánime ante Danny García, cuando aspiraba por el cetro unificado de los pesos superligeros.

El sudamericano cayó en el segundo y quinto asaltos, e iba abajo en las tarjetas hasta el séptimo capítulo.

Pero ‘La Máquina’ le buscó la vuelta y derribó a un ensangrentado Molina en cada uno de los últimos tres asaltos, culminando su obra con una explosiva combinación.

“Se me hizo difícil al principio porque es muy fuerte, pero pude encontrarle la vuelta para ganar”, dijo el púgil Trelew, provincia de Chubut en Argentina.

Matthysse propinó un fuerte castigo en el décimo asalto a un agotado Molina, que según la mayoría de la prensa en el estadio no debió salir para el 11º.

“Me sorprendió porque le dejé muy mal en el décimo, pero yo salí a hacer mi trabajo”, apuntó, quien con una ráfaga de golpes definió la victoria a los 22 segundos del 11º round.

El estadounidense, de mayor estatura, alcance y fortaleza, se le hizo difícil a “La Máquina” argentina, que lanzó a buscar el combate en la corta distancia, con el obvio riesgo que ello implicaba dada la herida tempranera.

Un gancho corto de Molina al mentón mandó a Matthysse a la lona de rodillas en el segundo cuadro.

En el tercero, un cabezazo del estadounidense cortó en el arco supercilial izquierdo del argentino, que se mostró muy molesto por la acción.

En el quinto, Matthysse volvió a visitar la lona, pero al parecer fue por un fuerte golpe del rival en la parte posterior de la cabeza, que el árbitro dio como bueno.

Matthysse, de 31 años, mejoró su foja a 35-3, 33 kos y se hizo con el cinturón continental superligero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). Molina dejó la suya en 27-4.

El triunfo del sudamericano vino en el combate preliminar al estelar, donde el ascendente peso welter, Keith Thurman mantuvo el invicto al vencer a Julio Díaz en tres asaltos, luego de que la esquina del mexicano aventó la toalla debido a una lesión en las costillas.