Ecuador aclara relación con Estados Unidos

Quito/EFE — El Gobierno pidió a la embajada de EE.UU. en Quito la retirada del llamado “grupo militar” con el fin de “transparentar la relación bilateral en materia de seguridad, que debe regirse por el respeto mutuo”, indicó ayer un comunicado la Cancillería.

La embajada confirmó el cierre de la oficina militar y expresó su respeto a la “decisión soberana del Gobierno”, si bien lamentó que ello supondrá una importante limitación en la relación bilateral en el campo de la seguridad.

La medida, solicitada formalmente el 7 de abril, según la embajada, implicará la salida de una veintena de militares, dijo la pasada semana su agregado de prensa, Jeffrey Weinshenker.

El portavoz recordó la “estrecha cooperación militar” que, durante “cuatro décadas”, ha producido avances en la lucha contra el narcotráfico, el tráfico de seres humanos, el terrorismo y otros delitos trasnacionales.

Sobre los motivos del cese de actividades de esta oficina, el portavoz no ofreció detalles. “Tendrá que preguntar eso al Gobierno”, dijo, y reiteró la “muy buena cooperación en temas de seguridad en estas cuatro décadas”.