Herbalife crece con fuerza pese a las investigaciones

Nueva York— Pese a los ataques del inversionista William Ackman, las dudas sembradas sobre el modelo de negocio y las investigaciones abiertas por el FBI, la FTC y varias fiscalías, Herbalife ha cerrado el primer trimestre del año con cifras que muestran un aumento de ventas del 12% ($1,300 millones), un fuerte crecimiento en Norte América y unos beneficios de $74.6 millones.

Los beneficios, que han estado por debajo de los registrados el año pasado en las mismas fechas, han sufrido el impacto negativo de las pérdidas de $66.6 millones resultantes de la tasa de cambio en Venezuela. Es algo que ha impactado a muchas multinacionales con operaciones en este país.

Pese a Venezuela, tanto los beneficios como las ventas, que han crecido en casi todos los mercados, han estado por encima de lo esperado por los analistas de Bolsa y expertos financieros.

Optimismo en los mercados

En los mercados se recibieron las cifras con optimismo y más aún las declaraciones del presidente ejecutivo de la empresa, Michael Johnson, que explicaba que Herbalife ha subido sus expectativas de ventas y beneficios para lo que resta de año.

“Esto refleja nuestra confianza en que Herbalife está en buena posición para seguir creciendo y jugar un papel cada vez más importante a la hora de mejorar la nutrición y reducir la obesidad en todo el mundo”.

Herbalife ha cancelado el dividendo, que es la retribución que paga al accionista, y con ese dinero va a recomprar sus propias acciones, algo que normalmente ayuda a subir el precio de estas a corto plazo.

En abril, un mes en el que se conocieron algunas de las investigaciones oficiales sobre la empresa, Herbalife invirtió $255 millones en comprar sus propias acciones. Pese a ello, en el último año, las acciones han caído un 25%.

Ackman sigue su lucha contra Herbalife

A quien no le impresionan los resultados trimestrales es al inversionista Ackman quien ha organizado un encuentro el viernes para volver a insistir en su idea de que Herbalife es una empresa piramidal (algo que la multinacional niega). Ackman aduce que los beneficios llegan por ampliar su red de distribuidores y no por la venta de sus productos.

Ackman, que a finales de 2012 inició una apuesta de $1,000 millones a la caída de Herbalife, presentará en esta cita en Nueva York, un documental protagonizado por más de una docena de ex distribuidores que explican cómo la empresa les ha perjudicado. Tras el documental habrá una mesa redonda con algunas de las personas que protagonizan esta cinta, moderada por la periodista Connie Chung y que contará como experto al experto en mercadeo de multinivel, Robert Fitzpatrick.

A las denuncias de Ackman se han sucedido la apertura de investigaciones por parte de la FTC, Comisión Federal de Comercio, del FBI, el Departamento de Justicia y las fiscalías de Nueva York e Illinois. Otras fiscalías en otros estados están oyendo también las quejas de otros ex distribuidores de la compañía.