Una Infraestructura en crisis en NYC

Un informe publicado por el Center for an Urban Future describe los principales problemas de una red de servicios que en gran medida se remonta a comienzos del siglo XX.
Una Infraestructura en crisis en NYC
La sección más reciente de nuestro súper centenario sistema de metro data de la década de 1940.
Foto: Humberto Arellano / EDLP.

La trágica explosión de El Barrio y el descarrilamiento del tren F ocurrido ayer son dos hechos aparentemente aislados que están sin embargo vinculados por un denominador común: la antigüedad y el deterioro de la infraestructura de Nueva York.

Un informe publicado en marzo por el Center for an Urban Future (apropiadamente titulado Caution Ahead, o “Con precaución“), describe en detalle los principales problemas de una red de servicios que en gran medida se remonta a comienzos del siglo XX.

Los conductos de gas, por ejemplo, tienen una edad promedio de 56 años y están en muy mal estado. El 60% de la red de ConEdison está hecha de hierro fundido, un material proclive a los escapes.

Las tuberías maestras de agua corriente tienen una edad promedio de 69 años; en 2013 registraron 403 rupturas.

La sección más reciente de nuestro súper centenario sistema de metro data de la década de 1940; la línea F, por ejemplo, fue inaugurada ese año y tiene algunos de los vagones más viejos de la MTA. El 37 % de las señales subterráneas han excedido su vida útil.

Las calles muestran una decrepituid alarmante: 30.4% de ellas está en “pobres” condiciones, el doble de las que se encontraban así en el año 2000.

No hay tiempo que perder. Se necesita el fuerte liderazgo de las autoridades para revertir esta situación y evitar nuevas catástrofes en el futuro.