Arranca la tercera marcha de migrantes

MÉXICO — Al sacerdote Alejandro Solalinde, Premio Nacional de Derechos Humanos 2012, no le atemoriza que el Instituto Nacional de Migración (INM) pueda acusarlo de tráfico de indocumentados, y decidió “escudar” la tercera marcha de centroamericanos que irá de Ixtepec, Oaxaca a la ciudad de México.

El padre dice que su “obligación” es acompañarlos y caminar con ellos, abrirles paso hasta las “últimas consecuencias” y hasta que la Secretaría de Gobernación y el presidente Enrique Peña atiendan su demanda de paso sin necesidad de visa.

La “Caravana de Migrantes por el Libre Tránsito”, partirá el próximo viernes a las 04:00 p.m. -tiempo local- con 300 migrantes centroamericanos que llevan días varados en el albergue Nuestros Hermanos en el Camino fundado por el religioso.

Serán acompañados de otros defensores de derechos humanos.

Solalinde, afirmó que estas medidas “drásticas” de los activistas pro migrantes son en respuesta a la estrategia de “contención” que realiza el gobierno mexicano a través de redadas.

El pasado 30 de abril, el INM y la Policía Federal, detuvo en Tabasco a 291 indocumentados que decidieron marchar solos para pedir libertad de tránsito. Además, fueron golpeados los integrantes del albergue “LA 72”, Fray Tomás González, Fray Aurelio y Rubén Figueroa.

Mientras el padre Solalinde y los migrantes se preparan para salir a las calles, la primera caravana que partió en abril pasado se encuentra ya en la frontera norte, el destino que buscan los inmigrantes centroamericanos que pasan por México.