Llevar condones no será problema

Comisionado de Policía anuncia que no significarán evidencia de prostitución
Llevar condones no será problema
Portar preservativos en la cartera podía causar el arresto de mujeres y transgéneros vinculándolos a prostitución. La policía decidió eliminar esa práctica.
Foto: ARCHIVO

NUEVA YORK — El Comisionado de la Policía William Bratton anunció ayer que los agentes del NYPD no confiscarán condones para usarlos como evidencia cuando se realizan arrestos en casos de prostitución.

La noticia es un alivio para personas que, como la transgénero Yhatzine LaFountain, se han sentido acosadas por la uniformada cuando han sido detenidas y les encuentran los preservativos.

“He experimentado de primera mano el perfil de policía a mujeres transexuales como yo”, dijo LaFountain en un comunicado de la organización Se Hace Camino Nueva York, a la que pertenece. “Confiscan nuestros preservativos y nos detienen por caminar por la calle como ‘trans’”.

Los condones, agregó, “se supone que nos protegen, no nos convierten en criminales. Vamos a trabajar estrechamente con nuestros aliados para supervisar la aplicación de este cambio de política importante”.

Anteriormente, si se arrestaba a una mujer bajo sospechas de que trabajaba como prostituta y se le encontraba un condón entre sus pertenencias, eso podía utilizarse como evidencia para enfrentar cargos criminales de prostitución. “El NYPD escuchó a los defensores de la salud y tomó una medida seria al realizar cambios en nuestra política actual”, dijo el comisionado Bratton.

Ahora, cuando se realice un arresto los condones serán guardados y mantenidos con el resto de posesiones del detenido y se les devolverán cuando sean puestos en libertad.

Sólo cuando el arresto sea por promover la prostitución y tráfico sexual, los condones serán confiscados como evidencia, según anunció la Uniformada. “Una política que impide a las personas tener sexo seguro es errada y peligrosa”, había indicado el alcalde Bill de Blasio con respecto al tema. Además, agregó que había diferentes formas de obtener evidencia sin necesidad de utilizar los preservativos.