Boicot al mejor estilo Beverly Hills

Celebridades y activistas se expresan en contra de leyes islámicas.
Boicot al mejor estilo Beverly Hills
¿Será el final para el icónico hotel?
Foto: www.beverlyhillshotel.com

El icónico hotel rosado de Beverly Hills volvió a ser noticia en las últimas semanas. Pero esta vez no fue por la visita de alguna celebridad en particular o por un festejo espectacular al mejor estilo Hollywood, sino todo lo contrario, esta vez está en el ojo del huracán de un boicot masivo.

Un grupo de celebridades encabezado por Ellen DeGeneres, Jay Leno y Sir Richard Branson ha declarado boicot al histórico hotel, en protesta por la decisión de su dueño, el sultán Hassanal Bolkiah de Brunei, de adoptar la ley islámica en su país. La ley impuesta incluye muerte a piedrazos a quienes cometen adulterio o tienen relaciones con personas del mismo sexo, latigazos a quienes se emborrachan y amputaciones a quienes roban, entre otros castigos. El martes pasado, la ciudad de Beverly Hills votó unánimemente para que el gobierno de Brunei se despoje del hotel.

Brunei es un exprotectorado británico de aproximadamente 400,000 habitantes, enmarcado por Malasia y el mar Chino. La semana pasada, se convirtió en el primer país de Asia oriental en adoptar la ley islámica. Según Forbes, Brunei es la quinta nación más rica del mundo, debido a sus reservas de petróleo y gas natural. El hotel Beverly Hills y el hotel Bel-Air son dos de las muchas propiedades del sultán, cuya riqueza se estima en 20,000 millones de dólares.

El New York Times reportó que en la última semana, las ganancias del centenario hotel, que vio pasar a estrellas como Marlene Dietrich, Elizabeth Taylor, Humphrey Bogart y sus compañeros del “Rat Pack”, habían caído dos millones de dólares, como resultado del boicot. Las Kardashians fueron las últimas en cancelar su reservación, cuando decidieron sumarse a la protesta y hacer la despedida de soltera de Kim en otro sitio. Las celebridades y sus agentes están conscientes de la mala publicidad que significaría ser fotografiados en el hotel y lo que eso representaría para sus carreras.

Quienes se oponen al boicot, argumentan que en otros países también se violan los derechos humanos. Christopher Cowdray, Director ejecutivo del grupo del sultán, dijo a Los Angeles Times que las medidas van a perjudicar a los 600 empleados y que no tienen pensado vender el hotel.

Mientras tanto, las celebridades siguen apoyando el boicot, twitteando e instando a sus fans desde sus redes sociales a no visitar el hotel. “Estamos en 2014, no 1814”, comentó Jay Leno al LA Times, durante la protesta.

?>