¿Esto es ser adulto?

Decepción, es lo que sienten muchas chicas cuando logran su independencia
¿Esto es ser adulto?
Foto: fotos: shutterstock

Que alguien niegue que cuando tenía 15 años, lo único que soñaba era con ser grandes. Poder ser económicamente independientes y así poder viajar por el mundo, comprar un carro y ropa sin pedirle dinero a nadie. O, por lo menos, así se veía la adultez.

Un estudio realizado en 2010 por la Liga española de la Educación, reveló que un 42% de los adolescentes entrevistados, les gustaría ser triunfadores de adulto. Un 32.2% quería ser trabajador y un 31.1%, ser responsable. El triunfo, en este caso, se refirió a personas con estabilidad económica y que reflejaban ser independientes.

Ismenia Rodríguez-Ramos, terapista con consulta en El Bronx, explica que los jóvenes desean ser adultos por una cosa de independencia. “Ellos no quieren que los controlen y tienden a pensar que la vida de adultos es fascinante. A sus ojos, los adultos tienen dinero y hacen lo que quieren. No piensan que la vida de adulto tiene responsabilidades y preocupaciones”.

Llegamos a los 25 años y ¿qué es lo que tenemos? Deudas, un sueldo que no alcanza para lo que creíamos, más deudas y responsabilidades que nunca consideramos. Ahí aparecen las tardes lavando ropa, pagando cuentas, haciendo el aseo, cocinar y bueno, todas las cosas que una persona independiente debe hacer.

Algunos papás les dieron una mano a sus hijos y desde pequeños, los hicieron “trabajar” en los quehaceres del hogar para que pudieran comprarse sus cosas. “Para todo tenemos que trabajar y nada es gratis”, dice Ismenia y es una cosa que hay que enseñar a los hijos desde temprana edad. Agrega que esta modalidad de pagar con dinero, “acerca a los niños con la realidad de ser grande”, detalla la terapista.

En cambio, otros jóvenes se enfrentaron más duramente con la realidad. No hay viajes por el mundo, ni carro último modelo ni ropa de marca. El dinero no alcanza y hay otras prioridades. Las semanas de fiesta con amigos fueron sustituidas por noches en la lavandería y tardes en el supermercado. Aprendiste a que un espray multiuso te puede salvar de las hormigas y que es mejor el jabón líquido al en barra, pues dura más.

?>