Jennifer López vuelve al estilo del barrio

La boricua recupera a 'Jenny la de El Bronx', pero no sólo con su música
Jennifer López vuelve al estilo del barrio
J.Lo se enfundó en unos pantalones de chándal y una camiseta gris muy ancha a su paso por NYC.
Foto: Showbiz

Jennifer López debería saber a estas alturas que el lino no es el material más adecuado para viajar, aunque no fuese ella la que tuviera que planchar después su americana clara llena de arrugas. Aparte de ese despiste, la cantante llegó a su hotel de la Gran Manzana luciendo unos inexplicables pantalones de chándal grises piratas y una camiseta gris extremadamente ancha, al más puro estilo de Jenny la de El Bronx.

LOS LOOKS DE CALLE DE JENNIFER LÓPEZ

Pero su estilo no es lo único que J.Lo está cambiando en su vida, ya que acaba de rescatar el régimen vegetariano que seguía hace años en un intento por mantener su juvenil figura.

FOTOS SEXYS DE J.LO GRABANDO VIDEO DEL MUNDIAL

De hecho, en esta ocasión ha querido ir más allá abandonando todos los alimentos derivados de los animales, por mucho que le esté costando renunciar a algunos de sus caprichos culinarios preferidos.

“Ser vegana es básicamente renunciar a la carne y consumir sólo productos derivados de las plantas y que provengan del suelo. En mi caso, lo que más echo de menos es la mantequilla”, confesó durante una entrevista radiofónica en la emisora neoyorquina Z100.

El gran cambio que Jennifer ha notado en su rutina diaria tras modificar su alimentación es tal que la artista no duda en recomendar a todo el mundo que siga su ejemplo y le dé una oportunidad al veganismo. Aunque no es la única estrella que predica las bondades de esta disciplina ya que el rapero Jay Z y su esposa Beyoncé también decidieron hacerse veganos a principios de este verano, aunque en su caso únicamente durante un periodo de 22 días.

“Te sientes mucho mejor. Recomiendo la dieta vegana porque te despiertas sintiéndote de maravilla y llena de energía”, añadió la polifacética chica de El Bronx.

Jennifer vuelca esa recuperada vitalidad en el tiempo que comparte con sus mellizos Max y Emme (6) -fruto de la relación con su exmarido Marc Anthony-, y aunque adora su papel como madre y cabeza de familia, reconoce que en el fondo sigue teniendo un espíritu infantil con el que se mantiene muy en contacto.

“Por supuesto que me encanta ser una mujer adulta e independiente, pero en ocasiones todavía me siento como una jovencita, y tengo un aura muy juvenil que hace que la gente me perciba como tal”, concluyó.