¿Necesita dinero? No llame a los usureros

¿Necesita dinero?  No llame a los usureros
La Fiscalía y el Gobierno de Andrew Cuomo persiguen este tipo de créditos
Foto: Shutterstock

Nueva York— La puertorriqueña Celina Torres (66) y el colombiano Alexander González (39) tuvieron urgencias económicas y en un comercial de televisión creyeron ver la solución a sus problemas.

Llamaron, se conectaron por Internet, digitaron unos datos y a los dos días a ella le consignaron $1000 y a él $2700.

La solución inmediata se convirtió en una pesadilla a la que la Fiscalía General de Nueva York recientemente terminó.

“Pensé que el interés era del cincuenta por ciento. Usurero, pero tenía una emergencia. Después de dos meses de pagar $200, los llamé para que cambiaran una fecha de deducción y encontré que todavía les debía más de tres mil. El interés era de 245 por ciento”.

Siguió pagando. No abonaba a la deuda como tal, sino a los intereses.

Llamó y la misma mujer le contestaba con rudeza a distintas horas del día y de la noche. Buscó en internet y vio que la compañía Western Sky había cambiado de nombre. Entonces se dio cuenta de que la Fiscalía tenía un caso en contra de ellos, lo reportó y llegó la hora del contragolpe. Dejó de pagar.

Le mandaban cartas, le rebajaban las cifras “Vi que era un engaño, cada semana cambiaban de tácticas para que les pagara”.

González, caleño, pagaba y pagaba y estaba en un túnel sin fin. “Dije que quería pagar la deuda como tal y respondieron que de acuerdo, pero que debería seguir pagando los intereses”.

Abonó $300 durante muchos meses hasta que vio en las noticias que Nueva York prohibió ese tipo de préstamos. Se quejó y recibió instrucciones. “Mi caso no se ha decidido, pero sé que me reembolsarán más o menos mil dólares. Tengo un amigo al que alerté de la mala experiencia y sin embargo cayó en la trampa”.

El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció el acuerdo con Western Sky Financial, CashCall, WS Funding, para terminar las violaciones a las leyes de usura. Se dejarán de cobrar los intereses sobre los préstamos pendientes, se proporcionaran reembolsos por las cantidades pagadas por encima de la tasa legal de 16%, y habrá $1.5 millones en multas. En total, el alivio ronda los $ 35 millones.

“En tiempos económicos difíciles, hay que seguir la lucha contra los explotadores y estafadores”, dijo Schneiderman.

Desde 2010, las empresas han realizado más de 18.000 préstamos a neoyorquinos, que ascienden a casi $ 40 millones.

Nueva York y New Jersey son dos de los 18 estados, además del Distrito de Columbia, que prohíben este tipo de crédito.