Un malo muy bueno con sus fans

Nueva York — Aunque no llevaba su tradicional atuendo de sombrero y traje negro con botas puntiagudas y correa de hebilla, Rafael Amaya igualmente deslumbró a los seguidores que lo esperaron por más de una hora afuera de la tienda de NBC localizada en Rockefeller Plaza, todo con el único objetivo de tomarse una foto con el famoso “Señor de los Cielos.”

“¡Divino! es un amor, imagínate que cuando uno lo ve en la televisión se muere por ese hombre…esa cosa que él tiene para hablar…en persona es más lindo que en la televisión, bastante carismático”, dijo la señora Gladys Montañés después del encuentro con su ídolo.

“Yo le di dos abrazos, es que tengo una amiga que no vino y dije: ‘yo le doy un abrazo fuerte por las dos’, estamos esperando esa novela desde hace mucho tiempo y su trabajo es magnífico, él es el número uno y súper chulo”, comentó por su pare Dulce Arely Baena.

Mientras que Jacqueline Marroquín, quien se llevó a su pequeña de unos tres años al evento, dijo que la niña había roto en llanto porque no pudo compartir tiempo suficiente con su estrella favorita de la pantalla. “Está triste porque solo un ratito vio a Aurelio…”.

Todas estas muestras de cariño son el producto de una primera temporada en la que los ratings hablaron por sí mismos, de hecho, precisamente Telemundo anunció que ya se prepara una tercera temporada de la historia de Aurelio Casillas, uno de los narcotraficantes más guapos que jamás haya llegado a la pantalla chica.

Entre la emoción y ansiedad de varios fanáticos, que incluían mujeres de todas las edades, así como hombres y niños, Amaya se tomó el tiempo de saludar uno por uno a los asistentes, además de repartir besos y abrazos.

“Ver el resultado de tu trabajo reflejado en el cariño del público te retroalimenta como persona y como actor, hoy me sorprendió ver a tantas familias juntas, esperando para vernos y compartir un rato”, señaló Amaya, quien estuvo acompañado por sus co-protagonistas Marlene Favela y Fernanda Castillo.

Los presentes sin duda esperaban encontrarse con la buena pinta del actor mexicano, pero lo que les sorprendió a muchos fue el evidente carisma y humildad del sonorense, y eso sí, aunque el tiempo que compartieron con su ídolo fue corto, todos los asistentes prometieron no perderse la nueva temporada de la serie que inicia el 26 de mayo.