Consejos de seguridad para contraseñas

Ariel Coro

¿Cuántas contraseñas tienes? Es una pregunta más difícil de lo que parece. Con la proliferación de sitios web, aplicaciones y servicios que requieren una palabra clave para obtener acceso nos encontramos con el dilema de tener que manejar un número creciente de combinaciones de nombres de usuarios y palabras claves.

El sistema de nombre de usuario y palabra clave fue diseñado en los años 60 con las computadoras mainframe para poder discernir entre usuarios. Hoy en día, este sistema está en el centro de nuestras identidades digitales y todos los intentos de crear un sistema universal de autenticación que no los incluyan han fallado miserablemente. ¿Por qué?

La firma Experian hizo un estudio donde encontró que una persona promedio tiene alrededor de 26 cuentas en línea pero solamente utiliza cinco contraseñas. Cual es todavía la palabra clave más común: password. Otros competidores son 123456, Pa$$word o 12345678.

Las tecnologías diseñadas para burlar y romper las contraseñas cada día cuentan con más inteligencia y capacidad de procesamiento. Esto quiere decir que nuestra seguridad va disminuyendo si mantenemos las mismas contraseñas.

¿Cuál es el consejo número uno que te puedo dar? Utiliza una contraseña súper segura que puedas memorizar y todas las otras genéralas a través de generadores de contraseñas seguras. Sé que me vas a preguntar, Ariel, ¿cómo me voy a acordar de todas estas contraseñas? Mi respuesta: no te vas a acordar y no importa.

Para que esto funcione necesitas tener un sistema de manejo de contraseñas o Password Manager. Estos programas los puedes instalar en tu computadora, tableta y teléfono y guardar automáticamente todas las contraseñas seguras y sincronizarlas entre todos tus aparatos. De esta manera, si creas una contraseña en tu computadora para un sitio o aplicación, automáticamente puedes accederla desde tu teléfono.

Hay cuatro aplicaciones que recomiendo: Dashlane, 1Password, Password Box y LastPass. Sencillamente las bajas, las instalas en tus equipos y creas una contraseña súper segura que será la llave de tu caja fuerte digital.

¿Qué puedes hacer si todavía quieres tratar de recordar las palabras claves a la antigua y que las mismas sean seguras? Crea una frase de la que no te vas a olvidar. Escoge una oración de algo común, alguna memoria o algo a tus alrededores, ten en mente que es algo de lo cual vas a tener que recordar con frecuencia.