Airbnb accede a colaborar con la fiscalía de NY

Nueva York — La oficina del fiscal general de Nueva York , Eric Schneiderman, y Airbnb han firmado la paz.

Y lo han hecho en un documento en el que la empresa, plataforma de un mercado de alquiler de alojamiento de corto plazo, se compromete con el fiscal a entregar los documentos que este le requirió el otoño pasado para identificar a usuarios que han contravenido la ley de Nueva York y de hecho estén gestionando algo similar a un hotel ilegal.

Eso si, Airbnb entregará esta información sobre sus usuarios sin revelar nombres y solo dará los datos completos al fiscal en el caso de que se encuentren evidencias de acciones ilegales. La empresa, que está revolucionando el sector del alojamiento temporal, se ha comprometido a dar los datos requeridos por la fiscalía en 30 días.

Las regulaciones del estado prohíben alquileres a corto plazo de apartamentos o casas privadas por menos de 30 días sin que esté en ella la persona a cuyo nombre esté el alquiler. Se prohíbe así que se alquilen múltiples propiedades por una persona o empresa como la fiscalía dice tener pruebas de que ocurre. Hace semanas desde la oficina de Schneiderman se reveló que varias personas gestionaban un buen número de apartamentos para estos alquileres a corto plazo.

Aunque estos alquileres proporcionan una fuente de ingresos extra a muchas personas, algunas organizaciones de barrio de Nueva York se quejan de que se está subiendo el valor de los alquileres.

Airbnb, que ya retiró de sus páginas 2,000 ofertas de alquileres que se sospechaba que podían contravenir la ley de Nueva York, informará a todos sus usuarios de este acuerdo.