Bajo la mira agencias de empleo fraudulentas en NYC

Parte del problema es que la mayoría de los que han sido estafados no presentan la denuncia

NUEVA YORK — María es una peruana que emigró a Nueva York para dar una vida mejor a sus tres hijos, que se quedaron en su país. Desesperada por encontrar trabajo, recurrió a una agencia de empleo en Queens, a la que tuvo que pagar $70 por adelantado bajo la promesa de que la ayudarían.

Esa promesa nunca se materializó y María jamás recuperó su dinero.

“Se aprovecharon de mi situación y del hecho de que acababa de llegar y no sabía cómo funcionaban las cosas aquí”, dijo. “No me atreví a presentar una queja porque me sentí avergonzada. El dinero que me robaron puede ser insignificante para muchos, pero para mí fue una gran palo porque verdaderamente lo necesitaba”.

Entre 2010 y 2012, se presentaron ante el Departamento de Asuntos al Consumidor 289 quejas por casos parecidos, pero esta cifra no refleja el alcance real del problema. Según el asambleísta Francisco Moya (D – Jackson Heights), la mayoría de los que han sido estafados por estas agencias no presentan la denuncia, como en el caso de María.

Para resolver esta situación, Moya ha presentado una propuesta de ley ante la Legislatura estatal. Su objetivo es establecer una regulación más dura que asegure que esas agencias no cobren por adelantado, que no ofrezcan empleos que violen las leyes laborales y que respeten el salario mínimo y otras regulaciones laborales.

“Por demasiado tiempo, quienes buscan trabajo han tenido que enfrentar un panorama que se parece al Salvaje Oeste”, declaró el concejal. “Estas se aprovechan de nuestra población más vulnerable, los desempleados y los inmigrantes recién llegados, y esto tiene que terminar”.