Alerta en NYC por peligrosos productos para adelgazar

El afán por lucir bien puede llevar a problemas de salud y hasta la muerte de pacientes
Alerta en NYC por peligrosos productos para adelgazar
Lucir una curvilínea silueta en un ajustado traje de baño es el sueño veraniego que lleva a muchas latinas a caer en el peligroso juego de los productos milagro.

Nueva York — Lucir una curvilínea silueta en un ajustado traje de baño es el sueño veraniego que lleva a latinas a caer en el peligroso juego de los productos milagro. Con afirmaciones como “innovación científica revolucionaria” la magia de las engañosas fórmulas se limita a desaparecer el dinero de las crédulas féminas.

“A una le gusta comer y no viene mal una ayudadita con las infusiones que depuran el cuerpo”, comentó la dominicana Ainara Florentino (31). “No es pecado querer verse bonita en la playa”.

La residente de East Harlem admite que gasta cientos en fajas, cremas reductoras y pastillas con la esperanza de esculpir su figura.

“No pierdo nada con probar”, aseguró Florentino. Sin embargo, perder la salud o la vida podría ser el coste para las consumidoras de suplementos no regulados. La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) vigila de cerca ingredientes potencialmente dañinos en productos que alegan ser naturales.

En los negocios de vecindarios como Flushing existe una variedad de infusiones y cápsulas para adelgazar, pero el polen de abeja —que los comerciantes venden como genuino— atrae a latinas con la ilusión de una silueta envidiable.

Los productos se comercializan indiscriminadamente desde precios módicos hasta exorbitantes. En un establecimiento situado en las inmediaciones de la calle Main y 40th Rd, la joven detrás del mostrador anima a comprar el té Tibetan Baicao. Una caja de 10 paquetes cuesta $85.

“Es muy bueno, muchas mujeres lo compran”, dijo con amabilidad. “Le aseguro que lucirá como una espiga”.

La comerciante ofrece un paquete de té por $9 en garantía de que las bondades del polen de abeja serán efectivas en la primera taza.

“Pruébelo y la veré aquí en unos días, estará muy contenta con el resultado”, enfatizó.

Antes de salir del establecimiento, la joven pide al cliente fotografiar las letras pequeñas en el paquete. Al reverso se lee la advertencia de posibles efectos secundarios y que no está regulado por la FDA.

“No es peligroso, pero es mejor para el negocio y para usted que tome la foto”, expresó.

En varios establecimientos de Flushing las infusiones y cápsulas de polen de abeja —de diversas marcas y costes— se venden como un método infalible para perder libras. Las etiquetas de la mayoría de los frascos no ofrecen información de los ingredientes o contraindicaciones.

La FDA advirtió a los consumidores de los ingredientes farmacológicos activos potencialmente dañinos en productos como Polen de Abeja Zi Xiu Tang. La sibutramina, retirada del mercado en octubre de 2010 por ser un riesgo para pacientes con enfermedades cardiacas; y la fenolftaleína, catalogada como un potencial cancerígeno, son parte de la fórmula de estás cápsulas que prometen un cuerpo de ensueño.

La agencia recibió decenas de denuncias de efectos adversos, incluidas palpitaciones, taquicardia, pensamientos suicidas, dolor de pecho, ansiedad, presión arterial elevada, diarrea y convulsiones.

La FDA pidió denunciar cualquier efecto colateral relacionado con el Polen de Abeja Zi Xiu Tang u otros productos para bajar de peso a través del programa MedWatch, completando y presentando su denuncia por internet en el portal: www.fda.gov/medwatch/report.htm; o descargando el formulario, para luego llenarlo y enviarlo por fax al 1 (800) FDA 0178.