Real Madrid acaba obsesión por la ‘Décima’

La capital española se vuelca a celebrar otro título en la Liga de Campeones
Real Madrid acaba  obsesión por la ‘Décima’
Los jugadores del Real Madrid a su llegada a la plaza de Cibeles para celebrar con los aficionados un nuevo título de la Liga de Campeones.
Foto: efe

Madrid/EFE — Miles de aficionados madridistas aguantaron hasta casi el amanecer de ayer para celebrar con su equipo la consecución de un sueño largamente esperado, la conquista de su décima Copa de Europa, celebración que tuvo su momento culminante cuando Sergio Ramos colocó la bufanda con los colores del Real Madrid a la diosa Cibeles.

El Real Madrid llegó a la Plaza de Cibeles al borde de las 6 de la mañana tras pasearse triunfalmente por el Paseo de la Castellana y Paseo de Recoletos desde el estadio Santiago Bernabéu, donde dejaron el autobús que les trasladó desde el madrileño aeropuerto Adolfo Suárez para subirse a uno descubierto en el que hicieron el recorrido recibiendo el cariño de su afición.

Tras hacer una entrada triunfal en la plaza, los jugadores madridistas, con su entrenador, Carlo Ancelotti, al frente portando la Copa conquistada ayer en Lisboa, subieron a la pasarela montada alrededor de la Fuente de la Cibeles para saludar a los aficionados que abarrotaban la plaza y aledaños.

Tras dar toda la vuelta a la fuente llegó el momento cumbre de la celebración madridista en su plaza talismán. Iker Casillas, como capitán del equipo, agradeció primero a la afición su presencia hasta altas horas de la madrugada para celebrar con ellos el título europeo y se encaramó, junto a Sergio Ramos, a una estructura montada ex profeso para colocar a la diosa la bufanda y una bandera con los colores del Real Madrid.

Fue finalmente el defensa sevillano el encargado de cumplir con la tradición entre el delirio de los varios miles de seguidores madridistas que esperaron pacientemente más de seis horas la llegada de sus héroes.

Tras colocar las enseñas y ofrecer la Copa desde lo más alto de la fuente junto a Casillas, el Real Madrid se retiró para descansar y volver con su afición en una fiesta que el club preparó en su estadio y tras haber visitado las distintas instituciones madrileñas.

Raúl González, excapitán del Real Madrid, fue uno más del equipo en la final del estadio de la Luz, compartiendo las horas previas en la víspera con la plantilla y celebrando en el vestuario la conquista de la décima tras reconocer que “se pasa mucho peor” fuera del terreno de juego.

Raúl ganó tres Copas de Europa y doce años después no quiso perderse el regreso a una final de su Real Madrid. Sufrió más en el palco que cuando con el 7 a la espalda jugaba todos los partidos y acabó fotografiándose en los vestuarios del estadio de la Luz con el trofeo y todos los jugadores madridistas que se lo pidieron. La imagen fue una de las más repetidas en los instagram de los futbolistas.

“Me siento feliz como todos los madridistas, ganar otra Copa de Europa, la décima, es algo histórico y más como ha llegado, sufriendo mucho y pasándolo mal”, admitió Raúl.

“Se pasa mucho peor fuera, el equipo ha sabido sufrir en todo momento ha buscado el gol del empate que ha llegado en la última jugada, pero antes se veía que podía llegar”, analizó.

Por último, defendió al actual capitán, Iker Casillas, que tuvo un grave error que pudo costar la derrota. No tiene que demostrar nada. Estoy muy feliz por todos y especialmente por él que pudo levantar esta Copa”.