Negociadores asisten a Nigeria para liberación de niñas

Un un equipo de tres negociadores apoya a Nigeria para la liberación de las más de 200 niñas secuestradas por el grupo islámico Boko Haram

Negociadores asisten a Nigeria para liberación de niñas
De las 276 niñas raptadas 53 lograron escapar, pero 223 siguen secuestradas.
Foto: Getty

Madrid.- El gobierno de Nigeria cuenta con la asistencia de un equipo de tres negociadores para la liberación de las alrededor de 200 niñas secuestradas por el grupo islámico Boko Haram el 15 de abril, aseveró la prensa nigeriana.

La negociación enfrenta múltiples reticencias, como el señalamiento de las fuerzas de seguridad nigerianas de que el grupo negociador solo busca su beneficio económico personal, publicó este martes la edición electrónica del diario This Day del país africano.

De acuerdo a las fuentes del rotativo el primer negociador es Messrs Aliyu Teshaku, cristiano convertido al Islam que se estima fue adherente de Boko Haram, inclusive su vocero tras la detención del líder Abu Qaqa en 2012.

El segundo negociador es Ahmad Salkida, de acuerdo a las fuentes de la seguridad nigeriana de This Day, un periodista despedido de medios en los que trabajó debido a su presunta cercanía con el grupo fundamentalista islámico.

Según versiones preliminares, Salkida ya se habría reunido con el presidente nigeriano Goodluck Jonathan para discutir las modalidades de la negociación.

El tercer negociador es el australliano Steve Davies, con experiencia en la negociación de rehenes, y quien operaría con Aisha Wakil, mujer convertida al Islam con lazos con miembros del grupo que pretende instalar la ley islámica en Nigeria.

Las negociaciones se efectuarían en secreto y sin dejar de mantener en público la posición de que no habrá intercambio de prisioneros del grupo extremista por las niñas que están por cumplir 45 días en cautiverio.

This Day publicó los nombres al día siguiente de que el jefe de las fuerzas nigerianas de defensa, Alex Badeh, reveló que tenía concocimiento del paradero de las secuestradas, pero descartó revelarlo.

Y reiteró que el ejército nigeriano no empleará la fuerza para rescatar a las niñas porque las pondría en riesgo.