La economía a la baja, la Bolsa al alza

Nueva York— La economía de EE.UU. se contrajo durante el primer trimestre del año según el segundo y más completo cálculo del PIB. El ritmo de crecimiento cayó un 1% y es la primera vez que ocurre desde los primeros meses de 2011. La estimación inicial indicaba que el crecimiento había sido del 0,1%. Anémico, pero crecimiento al fin y al cabo.

Mientras tanto, en las Bolsas se respiraba euforia.

Los mercados, que funcionan en cierta medida descontando escenarios futuros y no los pasados, cerraban el día mandando el índice S&P 500 (el más comprensivo de todos) a cifras récord.

Y el hecho es que de las cifras del PIB que dio a conocer ayer el departamento de Comercio se puede deducir que el traspié económico no es el principio de una tendencia negativa y el país volverá a crecer.

Al analizar de cerca los datos, los economistas ven que los principales motivos de la caída han sido la menor formación de inventarios por las empresas — menos inversión— y un mayor déficit comercial. Los expertos creen que una vez que se han disipado los problemas relacionados con el mal tiempo (la ola de frío y nieve que ha afectado a consumo y negocios durante el invierno en buena parte del país) y que han rebajado el crecimiento un 1.5% aproximadamente, se ha recuperado la actividad. Los economistas de IHS Global Insight recuerdan que entre diciembre y marzo se han creado 569,000 empleos nuevos y estiman que se estará produciendo lo suficiente en el segundo y tercer trimestre como para reducir la rebaja de inventarios.

Los cálculos apuntan a que la economía se recuperará y se crecerá alrededor del 3.5% en el segundo trimestre y entre el 2.5% y el 3% el resto del año.