Ciudades y estados deciden alzas del salario mínimo (fotos)

Gobiernos locales se adelantan con alzas de salario mínimo sin esperar por decisiones del Congreso

Guía de Regalos

Ciudades y estados deciden alzas del salario mínimo (fotos)
Organizaciones comunitarias de todo el país se han unido a quienes protestan por alzas en el salario mínimo.
Foto: ImpremediaHumberto Arellano

Para cuando el Congreso de EEUU quiera aprobar la actual propuesta de ley para aumentar el salario mínimo federal de los actuales $7.25 la hora, hasta $10.10, es posible que la medida sea casi irrelevante.

Ante el rechazo de la Cámara de Representantes y dado el fuerte debate que existe por la creciente desigualdad en todo el país, muchos estados y ciudades están elevando por su cuenta este mínimo y por encima de lo que están intentando en Washington.

El jueves, sin ir más lejos, el senado de California con mayoría demócrata aprobó un proyecto de ley que eleva el actual salario mínimo hasta $13 la hora en 2017 y de 2018 en adelante ligarlo a la inflación.

Este proyecto de ley aún debe obtener la luz verde de la Asamblea, donde los demócratas tienen también mayoría y ser firmado por el gobernador.

Sacramento ya modificó su mínimo el año pasado al elevarlo a $8 a la hora que serán $9 a partir de julio y $10 el año que viene. De aprobarse el nuevo proyecto, la ley de 2013 quedaría en efecto vacía de contenido en menos de un año y California tendría el salario mínimo estatal más elevado del país.

Aunque es posible que ese liderato no dure mucho. Las cada vez más populares protestas de los trabajadores de restaurantes de comida rápida, que están pidiendo $15 la hora, están acelerando la toma de posiciones políticas y 34 estados han subido el mínimo salarial o consideran hacerlo.

El estado de Vermont lo ha elevado a $10.50 a partir de 2018 y el Distrito de Columbia lo dejará en $11.50 a partir de 2016. En ambos casos, al igual que en California, tras la última subida se ligará a la inflación.

Incluso Michigan, un estado controlado por el Partido Republicano está estudiando un alza del 25% en los próximos cuatro años para intentar contrarrestar una posible votación popular en noviembre que ya se está moviendo y cuyo objetivo es dejar este salario en $10.10.

Algunas ciudades como Seattle están incluso apuntando más alto, recogiendo la demanda de los manifestantes frente a los McDonald´s y Domino’s. Está previsto que el concejo de Seattle aprobará a principio de la semana que viene una subida a $15, muy por encima de los $10.74 de San Francisco.

Es un cambio que llega en una ciudad que está viviendo un buen momento económico y dentro de un estado, el de Washington, que tienen un mínimo de $9.32 la hora desde finales de los años noventa, muy por encima del resto del país a este nivel estatal. El caso de este estado es uno de los argumentos demócratas sobre las quejas de los conservadores de que estas subidas destruyen empleo ya que este estado tiene un crecimiento superior al del resto del país en materia de empleo y una economía con menos pobreza que en el total de EEUU.

San Francisco tiene un mínimo de $10.75 y ya hay movimientos populares para subirlo a la altura que ahora quiere Seattle.