Hermano de sudanesa sentenciada a muerte por cristiana pide que la maten

Al-Samani al-Hadi planteó que Mariam Ishaq debe ser ejecutada si no retoma la fe islámica

Hermano de sudanesa sentenciada a muerte por cristiana pide que la maten
Al-Samani al-Hadi sostiene que su cuñado, a quien llama “el sacerdote”, alimentó con “pociones” a su hermana para convertirla al cristianismo.
Foto: Tomada del video

Al-Samani al-Hadi, quien se identificó como hermano de Mariam Ishaq, la sudanesa sentenciada a la horca por convertirse al cristianismo, sostuvo que la mujer debe ser ejecutada si no retoma la fe islámica.

“Es una de dos; o se arrepiente y retorna a nuestra fe islámica y al abrazo de nuestra familia y ella es de nosotros. Nosotros estamos preparados para mantenerla como la manzana más preciada de nuestros ojos. Pero, si se niega, debe ser ejecutada”, indicó el mayor de tres hermanos en una entrevista con CNN desde el Islamic Center, en Omdurman.

A mediados de mayo, un tribunal sudanés condenó a muerte a Ishaq (27) por convertirse al cristianismo y, supuestamente, cometer adulterio.

La mujer, quien dio a luz a su segundo hijo a finales de marzo desde la prisión en la que se encuentra en Sudán, fue procesada por la Corte de Jartum por apostasía.

La sudanesa, casada con el estadounidense Daniel Wani que también se identifica como cristiano, aseguró que nunca ha profesado el Islam. Ishaq sigue la doctrina bajo la que fue criada por su madre. Su padre, que abandonó a la familia cuando ésta era una niña, es musulmán.

“Su nombre no es Mariam, su nombre es Abrar al-Hadi. Yo soy al-Samani al-Hadi Mohamed Abdullah, su hermano mayor”, alegó al-Hadi en la entrevista.

Según el hombre, Wani, a quien llama “el sacerdote”, alimentó con “pociones” a su hermana para convertirla al cristianismo.

Por su parte, la pareja ha indicado que se conocieron a través de la hermana de Wani, en 2009, y se casaron en 2011. Los esposos sostienen que están comprometidos con la fe cristiana.

Wani agregó que al-Hadi nunca reclamó ser su cuñado hasta que inició el juicio en contra de la mujer.