Argentina

La albiceleste viaja a Brasil con 8 mil kilos de provisiones pensando en jugar 7 partidos
Argentina
argentina.
Foto: FOTOS LANACION

BELO HORIZONTE, BRASIL

El sol pega fuerte en esta ciudad. Es la tarde del domingo aún y faltan más de 24 horas para que la selección llegue a su casa en Brasil, Cidade do Galo, el predio de Atlético Mineiro. Está casi todo listo, pero de un camión hay hombres que descargan baúles. Es lo último que llega desde la Argentina para que en el complejo que el plantel ocupará por más de un mes no falte nada.

“Nuestro Mundial empieza en septiembre y cuando comienza el fútbol es un alivio para todos”. La frase pertenece a Omar Souto, gerente de la AFA y quien ya tiene cuatro mundiales de mayores como experiencia, y resume lo que significa armar la logística para una Copa del Mundo. Indumentaría y utilería, comida, reformas en el predio, elementos médicos, video y más. Todo eso se trasladó desde Buenos Aires, pero en números qué trae la delegación argentina a Brasil 2014.

Cuando la clasificación a la Copa del Mundo estaba sellada, comenzó el trabajo. Se eligió el predio para vivir en Brasil durante la competencia y se inició la planificación. A mediados de mayo, se envió una parte del cargamento de 8 mil kilos, repartidos en 158 bolsones y 60 baúles, en un vuelo chárter a Belo Horizonte. Luego, en la última semana se completaron los envíos y, ayer, con la llegada del plantel, estará todo.

En total, vivirán 73 personas en Cidade do Galo entre jugadores, cuerpo técnico, sparrings, dirigentes y empleados. Para llenar la utilería, viajaron desde Ezeiza 700 camisetas de juego entre titular y alternativa, 500 shorts, 4 pares de botines por jugador, 200 buzos, 70 pelotas (luego la FIFA le da más balones a cada selección en Brasil), más conos, estacas, vallas, canchas de fútbol tenis, redes, colchonetas y tortugas.

En el predio, hay dos comedores, donde se alimentarán los sueños argentinos de la mano del cocinero Diego Iacovone. La mayoría de los alimentos se comprarán en Brasil, dado que es posible conseguir mucho de lo que hay en la Argentina. Sin embargo, algunas cosas se trasladaron desde Buenos Aires. Volaron hasta aquí latas con 150 kilos de dulce de membrillo y batata para hacer pasta frola, 30 kilos de dulce de leche, 100 kilos de yerba, 600 saquitos de té, 400 de mate cocido, más cajas de alfajores para algún antojo nocturno. De la logística de bebidas, se encarga uno de los sponsors principales de la selección para que no falte agua mineral, gaseosas ni bebidas isotónicas.

La comida que se compra es controlada por tres nutricionistas, que son parte del equipo de trabajo de Atlético Mineiro. En el complejo, se instalaron algunas parrillas para que no falte el clásico asado de cada Mundial.

La diversión y el esparcimiento es un capítulo aparte. La AFA trae DVDs con películas y libros para que los jugadores tengan a disposición, además de poder divertirse en el sector de juegos, donde hay mesas de pool y ping pong, metegol y Play Station con una pantalla plana gigante.

El equipaje se completa con el material médico y los remedios que trae el doctor Daniel Martínez, a lo que se suma las máquinas italianas que se compararon para realizar resonancias magnéticas con la última tecnología. Todo un cargamento para que a la selección no le falte nada en Brasil

lanacion.com