Más de 100,000 veteranos esperan atención médica

El encubrimiento de demoras en las citas en VA afecta a más de 100,000 veteranos de guerra que eaún esperan citas médicas o cuidado médico posterior
Más de 100,000 veteranos esperan atención médica

Washington.- Más de 100,000 veteranos de guerra aún esperan citas médicas o cuidado médico posterior, según una auditoría divulgada este lunes por la agencia, en la mira del Congreso por el encubrimiento de demoras en las citas.

Según la auditoría de VA, realizada entre el 12 de mayo y el 3 de junio pasados en 731 instalaciones médicas, 57,436 veteranos han esperado al menos 90 días para ser atendidos después de hacer una cita, y otros 63,869 que se inscribieron en el sistema en la última década aún no han visto a un médico.

El documento indicó que para el pasado 15 de mayo, las autoridades de VA habían programado más de 6 millones de citas en instalaciones médicas en todo Estados Unidos, y la agencia trabaja “agresivamente” para contactar a los veteranos perjudicados por las demoras.

Las extensas demoras, y el encubrimiento del problema, provocaron la renuncia del titular de VA, Eric Shinseki, el pasado 30 de mayo.

El Inspector General de VA difundió recientemente un informe preliminar que corroboró las denuncias que hicieron el internista ahora jubilado Sam Foote, y otros “soplones”, sobre los problemas que aquejan a la agencia.

El director interino de VA, Sloan Gibson, reconoció este lnes que la auditoría no deja dudas sobre los problemas “sistémicos” que afronta la agencia, y agregó que la autoridades ya han contactado a 50,000 veteranos para eliminarlos de las listas de espera y enviarlos a un consultorio médico.

· Un complicado proceso es responsable de la confusión para programar citas médicas en varias instalaciones del sistema.

· La mayoría de las instalaciones no pudieron cumplir con el plazo máximo de 14 días para otorgar citas a los veteranos, como los recién llegados de Irak y Afganistán, “debido a la creciente demanda de servicios y falta de planificación de recursos”.

· El 13% del personal entrevistado indicó que recibió órdenes de supervisores de falsificar las citas para ocultar las demoras.

· El 8% usó “alternativas” a la lista de espera electrónica oficial (EWL) y en algunos casos, los empleados fueron presionados a usar “listas no oficiales” o recurrir a “prácticas indebidas” para ocultar las demoras.

· La auditoría fue divulgada mientras el Congreso programa audiencias a lo largo del verano, comenzando con una este lunes, sobre el escándalo que ha mancillado la imagen de VA, que atiende a unos 9 millones de veteranos de guerra.

La Cámara de Representantes, bajo control republicano, prepara el voto de una medida que exige la rendición de cuentas y una mayor transparencia de VA.

Mientras la agencia pondrá en marcha un programa para medir la satisfacción de los pacientes; eliminará el plazo de 14 días para las citas, y congelará la contratación de empleados en la sede central en Washington y 21 oficinas regionales, salvo en casos excepcionales previamente aprobados.

Aparte de la investigación en marcha, VA también encargará una auditoría independiente y ampliará las reformas ya iniciadas en su instalación médica en Phoenix (Arizona) a otras que afrontan retos similares.

También suspenderá el pago de bonos a ejecutivos de alto rango para lo que resta del año fiscal 2014, y desplazará unidades móviles para facilitar el cuidado médico para los veteranos más afectados por las demoras.

Si bien la Casa Blanca dio la bienvenida a la auditoría como un ejemplo del compromiso del gobierno de Obama con la transparencia, el presidente del Comité de Asuntos Veteranos de la Cámara Baja, el republicano Jeff Miller, replicó que ésta es otra prueba más de “que la corrupción está arraigada en muchas partes sistema de cuidado de salud de VA”.