América Ferrera, toda una guerrera entre dragones

La actriz regresa con 'How to Train your Dragon 2'... y define su vida como 'rápida y furiosa'
América Ferrera, toda una guerrera entre dragones
América Ferrera pone su voz al personaje de Astrid en el filme.
Foto: Archivo

Determinada, competitiva e igualmente reservada es América Ferrera.

La joven actriz, de descendencia hondureña, ha demostrado que a la hora de alcanzar sus metas, ni el tiempo ni las exigencias de Hollywood la han logrado parar.

“Sí soy competitiva. Me sale muy natural cuando juego a ser actriz”, aseguró vía telefónica.

Con la misma seguridad, compartió que a pesar de ser actriz, la educación académica es tan importante para ella como conseguir un papel en una película o una serie.

“Supe desde chiquita que quería ser actriz y es un sueño muy difícil de alcanza, así que no culpo a mi mamá de querer que yo tuviera una carrera más estable. Pero la educación es muy importante. Recientemente regresé a la escuela y terminé mis estudios universitarios en relaciones internacionales”, dijo la egresada de la Universidad del Sur de California (USC) el año pasado.

A pesar de la década que le tomó obtener su licenciatura, aseguró que en ningún momento contempló hacer los estudios a un lado.

“Terminé casi todos mis estudios antes de que empezara Ugly Betty pero ya que empecé a grabar el programa de televisión, no había manera de hacer las dos cosas al mismo tiempo. Siempre tuve la intención de terminar, por eso regresé y por eso me gradué en un período de 10 años”, agregó entre risas.

Sin quererlo, la también esposa desde el 2011 compartió detalles de su vida marital, mientras se comparaba a su personaje como Astrid, una joven y atrevida vikinga que es novia del protagónico interpretado por Jay Baruchel, en How to Train your Dragon 2, película animada que se estrena en los cines este viernes. A su esposo, Ryan Piers Williams, quien es también actor así como director y guionista, lo conoció en la universidad en unas audiciones estudiantiles.

“De cierta manera yo soy la más fuerte [en mi relación actual]. En cualquiera relación saludable, las dos personas son fuertes en ciertas áreas y esto se va intercambiando”, comentó tras llamar su vida como “rápida y furiosa” por las semanas que se ha pasado promocionando a esta película.

Y reflexionó en su propio crecimiento, como le sucede a su personaje.

“Me pasó como a todos: el encontrarse a uno mismo y saber quién es uno y las expectativas que se tienen de uno. Acabo de cumplir 30 años este año y ahora me siento mucho más cómoda conmigo misma y sigo creciendo hasta cierto punto”, dijo.

Al ser cuestionada sobre la posibilidad de ser madre próximamente o en el futuro lejano, fue más que cautelosa. “Me tomo las cosas como vienen. No sé cómo me voy a sentir en el futuro. Cuando hablo de mi futuro y de la posibilidad de otra vida, trato de no pensarlo mucho. Vivo el día a día”, aseguró.

Por otra parte, admitió que el divorcio de sus padres, que se dio cuando ella era una niña, terminó afectándola. Tras la separación, su padre regresó a Honduras.

“Todo mundo se ve afectado por las relaciones en nuestras casas. En esta película muestra como todos venimos de alguna parte pero también somos individuos y tratamos de reconciliar lo que heredamos de nuestra familia y nuestra cultura. Y eso es algo con lo que todos tenemos que lidiar”, dijo.

A la hora de escoger su personaje favorito de su infancia, América Ferrera necesita más que un par de segundos.

“Se me hace difícil escoger un personaje porque hay tantos, crecí mirando muchas películas animadas… Todavía me acuerdo cuando miré a The Lion King por primera vez, amo a Ariel de la Sirenita y la Bella y la Bestia”, dijo entre risas.

martha.sarabia@laopinion.com