Cuidado si sufres presión arterial alta

En la mayoría de los casos este padecimiento es asintomático hasta que llega a niveles que comprometen seriamente tu salud.
Cuidado si sufres presión arterial alta
Acude regularmente a chequeos de presión.
Foto: Bloodpressure por USAG Livorno PAO, disponible bajo Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/campdarby / 5725935376/

La presión arterial alta es una enfermedad común en la que la fuerza de la sangre contra las paredes de los vasos es lo suficientemente elevada y con el tiempo puede ocasionar problemas de salud, tales como enfermedades del corazón.

La presión arterial se mide por la cantidad de sangre que el corazón bombea y la cantidad de resistencia al flujo sanguíneo en las arterias. Cuanta más sangre bombea el corazón y más estrechas son las arterias, mayor será la presión arterial.

La mayoría de las personas con presión arterial alta no presentan signos ni síntomas, incluso si las lecturas de presión arterial alcanzan niveles peligrosamente altos.

Aunque algunas personas en las primeras etapas de la presión arterial elevada pueden tener dolores de cabeza, mareos o algunas hemorragias nasales con más frecuencia de lo normal, estos signos y síntomas no suelen aparecer hasta que la enfermedad ha llegado a una etapa severa o que amenaza la vida.

Para medir la presión arterial, se utiliza un tensiómetro que arroja una lectura en milímetros de mercurio (mm de Hg), con dos números. El primero mide la presión cuando el corazón late (presión sistólica). El segundo mide la presión en las arterias entre latidos (presión diastólica).

Tu presión arterial es normal si está por debajo de 120/80 mm Hg. Si la presión arterial se encuentra por encima de 115/75 mm de Hg, aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Cambiar tu estilo de vida puede ser una manera de controlar la presión arterial alta y mejorar tu salud. El médico puede recomendarte una dieta saludable con menos sal, hacer ejercicio regularmente, dejar de fumar y mantener un peso saludable. Pero en ocasiones, los cambios de estilo de vida no son suficientes. Además de los cambios de hábitos, el médico puede recomendarte medicamentos específicos para bajar la hipertensión.

La presión arterial alta es una condición que necesitas manejar durante tu vida. Para mantener tu presión arterial bajo control, toma tus medicamentos correctamente, programa visitas regulares al médico, adopta hábitos saludables, limita el alcohol, no fumes y controla el estrés.

Cumplir con los cambios de estilo de vida puede ser complicado, especialmente si no ves o sientes algún síntoma de la presión arterial alta. Si necesitas motivación, recuerda los riesgos asociados con la hipertensión no controlada.