Ford reduce índices de economía de combustible

Los consumidores afectados recibirán un pago de buena voluntad del costo de combustible promedio estimado entre la diferencia de las etiquetas de consumo.
Ford reduce índices de economía de combustible
Ford distribuirá nuevas etiquetas.
Foto: Suministrada

Ford anunció hoy que está reduciendo los índices de economía de combustible. para su modelos del 2013, y en el modelo híbrido y plug-in de vehículos híbridos del 2014, así como en la mayoría de los Fiesta 2014.

Ford identificó un error con índices de economía de combustible sobre determinados vehículos a través de sus pruebas internas y notificó a la EPA. La compañía trabajó con la EPA para determinar los correctos índices de economía de combustible.

Ford revisó su línea completa y los índices de economía de combustible de los vehículos afectados.

El error de Ford en lo específico fue de un factor llamado “total carretera y potencia de carga”, o TRLHP. TRLHP es un nivel de resistencia específico utilizado en el vehículo de pruebas del dinamómetro.

TRLHP se establece a través de modelos de ingeniería que se validan mediante la inspección de vehículos, incluidas pruebas de pistas.

El uso de modelos de ingeniería de síntesis es una práctica común en la industria, de acuerdo con las regulaciones de la EPA. Estos modelos suelen ser más fiables y consistentes que las pruebas de los vehículos físicos, que pueden presentar variabilidad.

En cuanto a la práctica en curso, Ford llevó a cabo pruebas en vehículos de producción para validar sus modelos de ingeniería. Basado en pruebas cuesta abajo del Fusion Hybrid, la compañía encontró que la TRLHP no coincide con los valores utilizados para las pruebas de dinamómetro.

Tras el último análisis, Ford entonces descubrió un error específico de cómo se relacionaron los resultados del túnel de viento en el modelo TRLHP.

Ford ha comunicado a sus distribuidores que las nuevas etiquetas de consumo de combustible estarán disponibles en aproximadamente seis días y los distribuidores podrán seguir vendiendo los vehículos hasta que se reciban las nuevas etiquetas.

Los propietarios y arrendatarios afectados de Ford y Lincoln en Estados Unidos, recibirán un pago de buena voluntad del costo de combustible promedio estimado entre la diferencia de las dos etiquetas de consumo.