De la euforia a la tristeza en un instante

Los ecuatorianos salieron masivamente a apoyar a la Tri
De la euforia a la tristeza en un instante
Los aficionados andinos observaban con estupor ese segundo gol suizo que fue como una puñalada directa al corazón.
Foto: ED gustavo martínez

@newsgus

La ilusión y algarabía con que la comunidad ecuatoriana comenzó su domingo se tornó en una amargura de tamaño mundial luego de que su selección, la Tri, cayera en el último minuto 2-1 ante Suiza.

“Duele mucho. Jugamos mal, muy mal”, manifestó el cuencano Jaime Chávez que vio el partido en Hornado Ecuatoriano, en la Avenida Roosevelt. “Se extrañó al ‘Chucho’ Benítez”.

La mesa estaba literalmente puesta para que la gente se reuniera con familiares y amigos para ver el encuentro que comenzó al medio día. Era una afición llena sueños.

“Pensábamos que íbamos a ganar, y perdimos muy feo”, expresó Marelene Pensantes.

Los comensales de los restaurantes ecuatorianos Siguieron el partido en una calma tensa.

A pesar de que Ecuador mostró un fútbol pobre, se fue arriba en el marcador en el primer tiempo y eso alimentó la esperanza de su afición.

“No tuvimos la posesión del balón, pero estábamos ganando. Eso me tenía satisfecho, pero al final perdimos. No hay más palabras”, dijo Edwin González.

Al terminar el encuentro, la Avenida Roosevelt y las calles aledañas se llenaron de personas con su camisa amarilla que se lamentaban que Michael Arroyo no hubiera rematado la última que tuvo Ecuador instantes antes de la jugada que originó el gol de la selección suiza.

“Estaba emocionado. Yo esperaba más y luego fallamos a la hora buena. De todos modos estoy orgulloso de ser ecuatoriano”, sostuvo Christian Alvarado, quien paseaba con sus dos hijos y su sobrino por la calle

eldiariony.com