Daniel Arenas habla de su ‘pasión’ por Maite Perroni

Daniel Arenas se considera un afortunado de la vida y con muchas cosas por hacer incluyendo ser padre

Daniel Arenas habla de su ‘pasión’ por Maite Perroni
Daniel Arenas, estrella de 'La Gata', asegura que es el mismo hoy que hace 20 años.
Foto: Cortesía Televisa

Desde que nació, Daniel Arenas se considera un chico suertudo. Pero todavía le falta una gran meta por alcanzar.

“En esta vida tenemos que aprender a materializar las cosas, no solo decir que las queremos y añorarlas, sino aprender a materializarlas. Tengo el privilegio de poder haber materializado muchas cosas que he soñado pero me falta materializar muchas cosas más”, dijo a este diario vía telefónica desde México.

Sin embargo, añadió, “estoy solo”, sin querer comentar más de su estado sentimental y evadir el tema entre risas.

Para el actor colombiano, su familia es uno de los elementos más importantes de su vida.

“Desde el día que nací [he tenido suerte]. Mis padres son los seres más importantes de mi vida y a quienes más agradezco y amo en este mundo… Me considero una persona con mucha suerte”, aseguró.

Contrario a lo que ocurrió con su previo trabajo, en “Corazón indomable” con la actriz mexicana Ana Brenda Contreras, con quien él comentó a este diario haber tenido una relación cordial mientras los rumores de una mala relación durante las grabaciones los perseguían, ahora se desborda en halagos para su actual compañera en la telenovela “La Gata”, un refrito de “Rosa Salvaje”. Esta se estrenará en unos días por Univision.

“Desde hace mucho tiempo había soñado trabajar con Maite [Perroni]. Es el personaje que más quiere la gente en cuanto a actrices de esta generación”, dijo sin titubear.

“Las experiencias que yo tengo me alimentan para hacer mis personajes. Entonces, Me considero un ser humano en proceso, un artista, un hombre en proceso. Me parece muy importante ver la vida así y nunca creerse que lo sabemos y lo hemos visto todo porque la vida [cambia], porque nosotros mismos somos diferentes a lo que fuimos el año pasado”, aseguró.

Pero aseguró que su gran secreto para mantenerse como uno de los protagonistas de melodramas del momento es más sencilla de lo que parece.

Su fórmula es “ser el mismo que hace cinco años cuando vine [a México], hace diez años cuando estaba trabajando en Colombia, hace 15 años cuando vivía en Bucaramanga, 20 años cuando era adolescente… Ser el mismo con mis papás, con el vecino, con la gente en la calle que se me acerca. Creo que en el camino del éxito, nunca [hay que ponerse] una máscara ni pretender ser otra cosa”, sentenció.

“Mis planes son seguir creciendo, aprendiendo. Quiero trabajar en inglés, en cine, aquí [en México], en Colombia, donde sea. Quiero, terminando este proyecto, irme a aprender actuación e invertir en mí”, dijo Arenas sin saber cuándo lo hará con exactitud ni si su nueva residencia será en Los Ángeles o Nueva York ya que en ambas ciudades aseguró tendría más oportunidades de

estudio o de trabajo.

El haber sido el menor de seis hijos, confesó, tampoco le dio ventajas a la hora de hacer travesuras.

“Soy el menor de los seis pero fui como hijo único porque mis hermanos me llevan muchos años: mi hermano Javier, que es el menor me lleva ocho años… Yo fui el apagón del 1979 en Colombia”, comentó entre risas asegurando que era “la atracción de la casa”.

No obstante, sus hermanos lo han influenciado tanto que hasta es fanático de la música de los 80’s que ellos escuchaban.