EEEU investiga sobre desaparición de Bergdahl en 2009

Un general del Ejército reabrirá la investigación sobre las circunstancias en las que desapareció el sargento Bowe Bergdhal, prisionero de los talibán durante casi 5 años

EEEU investiga sobre desaparición de Bergdahl en 2009
El canje generó polémica entre los legisladores estadounidenses.
Foto: EFE

Washington.- Un general del Ejército será el encargado de reabrir la investigación sobre las circunstancias en las que desapareció el sargento Bowe Bergdhal, prisionero de los talibán durante casi 5 años, y acusado por algunos de sus compañeros de desertar.

Según indicó el Pentágono en un comunicado, “el Ejército ha iniciado su investigación sobre los hechos y circunstancias que rodearon la desaparición y captura” de Bergdahl el 30 de junio de 2009.

El encargado de dirigir las pesquisas será el general Kenneth R. Dahl, un oficial con experiencia en Afganistán.

Bergdahl fue capturado cerca de su puesto avanzado en Afganistán, cerca de la frontera con Pakistán y una de las regiones más inestables durante la guerra en el país centroasiático.

Compañeros de Bergdahl han acusado al soldado de haberse ausentado de su puesto por la noche con la intención de desertar, algo que el Pentágono ha dicho que aún no puede darse por cierto hasta que no se conozcan todos los hechos.

La deserción es un delito bajo el código militar y en época de guerra puede estar castigado hasta con la pena de muerte.

“La función primordial de esta investigación es establecer los hechos y transmitirlos a las autoridades convenientes“, explicó el Pentágono, que había prometido abrir este proceso una vez el soldado Bergdahl iniciara su proceso de recuperación en Estados Unidos.

Bergdahl llegó el viernes a un hospital en San Antonio procedente de Alemania para iniciar una nueva fase de su tratamiento tras poner fin a su cautiverio el pasado 31 de mayo gracias a un acuerdo con sus captores que incluía la liberación de altos mandos talibanes presos en la base naval de Guantánamo.

El equipo investigador tendrá acceso a una investigación clasificada realizada por el Pentágono tras la desaparición de Bergdahl, que supuestamente concluía que con toda seguridad el soldado había abandonado voluntariamente su puesto.

No obstante, ese informe preliminar no se aventuraba en calificar esa salida como deserción.