La Proposición 187, 20 años después

La iniciativa concientizó a la comunidad latina sobre sus desafíos políticos

Guía de Regalos

La Proposición 187, 20 años después
El exgobernador de California Pete Wilson.
Foto: Archivo / AP

Hace 20 años los californianos aprobaron la altamente controversial Proposición 187, que privaba a los indocumentados de servicios de salud y educación básica, entre otros. Los tribunales federales posteriormente declararon aspectos de la detestable iniciativa anticonstitucional para dejarla en el olvido.

Ahora, en un acto de limpieza legislativa, los senadores estatales demócratas Kevin de León y Ricardo Lara presentaron el proyecto SB 3496 que elimina de los estatutos y códigos cualquier resabio de aquella iniciativa electoral. La idea es que no quede de esa propuesta nada.

Está bien que la 187 desaparezca en su totalidad, incluso cuando nunca se aplicó ninguna de sus cláusulas. De donde no podrá desaparecer es de las páginas de la historia de los latinos en California.

La iniciativa electoral cumplió en su momento con los planes electorales del entonces gobernador Pete Wilson, quien apostó a que la iniciativa antiinmigrante movilizaría suficiente votantes como para reelegirlo.

Lo que no se calculó entonces es que la victoria temporal de Wilson y su 187 iban a conducir a una nueva era en California que condenaría al Partido Republicano estatal a una reducida minoría. La derrota este año del Minuteman Tim Donnelly en la primaria republicana para elegir candidatos a gobernador es una señal positiva, aunque su presencia en la boleta electoral refleja la polarización que todavía causa la inmigración en esa organización política estatal.

La 187 principalmente concientizó a una generación de inmigrantes sobre la necesidad de la participación política. Las marchas de aquel entonces se transformaron en votos, que castigaron a los antiinmigrantes y eligieron a políticos —latinos y no latinos— que comprendieron la importancia de los cambios demográficos en California. La Proposicion 187, entonces, cambió California, aunque de una muy distinta la que desearon sus autores.