Autopsia: Bebé dejado en auto murió por “golpe de calor”

Los exámenes determinaron que el pequeñito Cooper Harris experimentó hipertermia
Autopsia: Bebé dejado en auto murió por “golpe de calor”
Justin Harris enfrenta cargos criminales de asesinato y crueldad infantil, por la muerte de su hijo de 22 meses.
Foto: CNN

El pequeñito Cooper Harris, de tan solo 22 meses, murió por un aumento excesivo de la temperatura de su cuerpo, muy por encima de los límites normales, al permanecer dentro de un auto por más de siete horas cuando el clima registraba 90 grados Fahrenheit. Así lo determinaron los resultados de la autopsia del niño que fueron dados a conocer en la tarde del miércoles.

Los examinadores indicaron en el informe forense que dentro del vehículo la sensación de calor era de al menos 130 grados Fahrenheit. Por ello, el bebé experimento la hipertermia o como se le llama también un “golpe de calor”, que es un aumento de la temperatura corporal por encima de los valores normales, y que se produce cuando el mismo organismo falla en su capacidad de evacuar el calor.

El miércoles de la semana pasada el padre del menor, Justin Harris, manejó hasta su oficina en un edificio de Home Depot en un suburbio de Atlanta, donde estacionó su auto con su hijo atado a una silla especial para bebé. Y aunque el hombre asegura que dejó a su hijo en el auto por descuido, al olvidar llevarlo a la guardería, las autoridades aseguran que se trató de un asesinato premeditado.

Y como un “homicidio” también fue catalogada la muerte del menor por parte de la oficina del médico forense.

PARA MÁS DETALLES DE ESTE CASO LEE TAMBIÉN:

Arrestan a padre que dejó morir a bebé sofocado en auto

Entre las pruebas de las autoridades para pensar que Harris actuó de manera premeditada, cuentan con un video de una cámara de seguridad que muestra cuando el hombre salió de su oficina a la hora del almuerzo y se dirigió a su vehículo. La Policía se pregunta ¿por qué no se percató en ese momento de la presencia del bebé?. Pero eso no es todo…

Además del video, las autoridades siguen haciendo nuevas revelaciones que implican cada vez más al padre del niño. Ahora están informando que Harris había realizado búsquedas en internet, días antes de que ocurriera el suceso, para averiguar cuánto tiempo le tomaba a una mascota morir sofocada dentro de un auto.

Según la Policía, el padre, de 33 años, usó la computadora de su trabajo para hacer la búsqueda online de información donde se detallara cómo y cuánto tiempo tardaban en morir animales expuestos al calor cuando eran dejados dentro de un auto.

Los fiscales están usando esta nueva información y el video, para reforzar su acusación de que se trató de un homicidio. El hombre enfrenta cargos criminales de asesinato y crueldad infantil.

Harris está detenido y no se le permitió salir bajo fianza, hasta que acuda a su próxima cita en la corte el 15 de julio.