Forest Hills, entre la ciudad y el campo (fotos y audios)

Este vecindario en Queens ofrece comodidad, tranquilidad y seguridad a sus residentes
Forest Hills, entre la ciudad y el campo (fotos y audios)
Antes de mudarse al parque de Flushing, el Abierto de tenis de Estados Unidos se jugaba en el West Side Tennis Club.

@JoaquinBotero

QUEENS, Nueva York – Tan lejos pero tan cerca: sólo cinco paradas del tren expreso separan a Forest Hills de Manhattan. Ubicado al oriente de Queens, es un barrio diverso en sus habitantes y en su comercio, que cobija a la clase media arraigada y a grupos prósperos entre los que se cuentan muchos hispanos que buscan tranquilidad y comodidad. El barrio provee los encantos del campo a sólo 20 minutos de “Midtown”.

“El encanto del barrio es que es moderno”, dijo Tony Escobar (38), de padres salvadoreños, quien trabaja desde los 19 en la tienda de ropa masculina Anthony sobre la calle Austin. “Hay muchas familias, pero también solteros. Hay muchos restaurantes, la gente se conoce, es bonito para caminar”.

La cosmetóloga peruana Joaquina Seminario lleva 25 años en el barrio. Trabajó tan duro y fue tan fiel a su jefa que terminó por heredar la clientela y poner su nombre en la puerta. Joaquina’s queda a una cuadra de Queens Boulevard. “Al principio tenía muchos clientes judío-americanos, pero ahora han llegado orientales e hispanos”, explicó la limeña.

El censo de 2010 indica que hay un 12% de hispanos en el vecindario. El punto de llegada es la estación Forest Hills, por donde pasan cuatro rutas del “subway”. Para donde se mire, hay altos edificios residenciales y una gran zona comercial. A una cuadra de Queens Boulevard, circula paralela la calle Austin, llena de negocios lujosos como si fuera la avenida Madison.

La otra vía comercial importante es la avenida Metropolitan, a diez cuadras hacia el sur. Entre estas dos se encuentra Forest Hills Gardens, una hermosa zona residencial muy arborizada y hasta con calles privadas.

Alrededor de Metropolitan predomina la clase media. La ecuatoriana Elsa Salazar (35) vive en el barrio desde 1998, y aquí nacieron sus hijas gemelas Kelly y Catherine, de 16. Chris Murphy Salazar (20) es su hijo mayor. “El barrio es tranquilo, los vecinos nos llevamos bien. Hay muy buenas escuelas”, describió la nativa de Guayaquil.

Sobre Metropolitan está la panadería “La Dolce Italia”, propiedad desde hace quince años de los colombianos Efrén y María Gómez. “Lo único hispano es el dulce de leche, pero el café me encanta”, manifestó la hondureña Quelzi Miranda (29), quien acostumbra ir allí en las pausas de su trabajo en una firma de abogados.

Fundadora de la Escuela para Padres

Cuando llegó a la ciudad a finales de los ochenta, la psicoterapeuta argentina Iris Yankelevich (62) preguntó por el barrio más seguro de la ciudad y la Policía le respondió que Forest Hills. Desde entonces, reside allí y tiene su agencia de servicios educativos Y.E.S.

La doctora fue fundadora en 1994 de la Escuela para Padres, un innovador programa que se ha enseñado en cientos de escuelas públicas.

¿Cuáles son los logros?

Intenté enseñar cómo educar a los hijos en esta época. Muchos emigrantes pretenden que sus hijos vivan como en sus países y este es un mundo diferente. Los niños crecen con un estrés tremendo porque tienen un sistema de valores en casa y otro en la escuela.

¿Se ha logrado reproducir el programa?

He hecho escuela y, con mi equipo, superviso muchas escuelas y entrenamos consejeros.

Diseñé el Proyecto Liberty para mitigar el estrés posterior al 9/11. En general, a veces vienen padres con sus hijos con problemas y me doy cuenta de que el problema son ellos.

¿La comunidad hispana ha perdido el prejuicio de ir a terapia?

Si se compara con 25 años atrás hay una diferencia grande. Por ejemplo, hay hispanos que no identifican la depresión. Hay problemas de atención o estrés y algunos lo castigan por error.

Bienes raíces

Comprar

Las casas en Forest Hills Gardens pueden promediar $1.5 millones. Casas de tres habitaciones en la calle Burns, cerca al LIRR, empiezan en $300,000. En edificios cooperativos, los precios para apartamentos de una habitación fluctúan entre $75,000 y $135,000. De dos habitaciones, entre $175,000 y $200,000.

Arrendar

Arriendos empiezan en $600 por un estudio, $950 por apartamentos de una habitación y $1,400 por apartamento de dos habitaciones.

Un negocio

5 Burro Café es el sitio de la rumba y la buena comida mexicana. Abrió en 1994 y, los fines de semana, atrae a clientes de todo Queens. Las quesadillas son muy populares, al igual que las ensaladas. “También nos reconocen por las margaritas de doce sabores”, dijo la camarera Carolina Vives (49), salvadoreña.

Transporte

Los trenes E, F, M, y R. También hay una estación del Long Island Railroad. Muchos buses recorren el barrio: Q60, Q64, QM4, QM11 y Q23.

Bibliotecas públicas

Forest Hills Library, 108-19 71 Ave, (718) 268-7934

North Forest Park Library

9827 avenida Metropolitan

(718) 261-5512

El estadio de Forest Hills donde antes se disputaba el Abierto de Tenis de Estados Unidos y donde tocaron los Beatles en sus primeras giras por este país ha sido remodelado para que vuelva la música. Más información en foresthillsstadium.com

La estación de policía 112 tiene tan poca actividad que le dicen el “Precinto que dormita”. En 1998, se reportaron dos asesinatos y siete violaciones. En 2008, un asesinato y tres violaciones.

La construcción en el barrio empezó en 1906 en un área de seis granjas. El plan inicial fue hacer residencias para la clase trabajadora, pero esto fue desechado y Forest Hills Gardens fue construido en el elegante estilo “Tudor” inglés. En 2007, Forest Hills Gardens fue nombrada como la “Mejor comunidad” del país por la revista Cottage Living.