NYC proveerá abogados a inmigrantes en centros de detención

Un programa beneficiará a unas 1,300 personas que pasan por los tribunales de inmigración de Nueva York y Nueva Jersey
NYC proveerá abogados a inmigrantes en centros de detención
El plan de defensoría universal beneficiará a inmigrantes indigentes, cuyos ingresos estén por debajo del 200% del nivel de pobreza y que residan en Nueva York.
Foto: Archivo

Con una inversión de casi $5 millones del presupuesto municipal aprobado este jueves, Nueva York se convierte en la primera ciudad del país en proporcionar abogados defensores para inmigrantes residentes en la Gran Manzana que se encuentren detenidos en proceso de deportación, y que no puedan contratar un defensor privado.

La inversión fue aprobada la madrugada del jueves por el concilio de la ciudad dentro de su presupuesto anual y se calcula que servirá para ofrecer asistencia legal a unos 1,300 inmigrantes que pasan por los tribunales de inmigración de Nueva York y Nueva Jersey.

Según Angela Fernández, directora ejecutiva de Northern Manhattan Coalition for Immigrant Rights, la inversión alcanzará para dar defensoría universal a inmigrantes indigentes, cuyos ingresos estén por debajo del 200% del nivel de pobreza, que residan en Nueva York y estén detenidos al momento de su procesamiento.

Durante el programa piloto que se venía realizando con una inversión de medio millón de dólares, se representó a 199 personas y la defensa por un abogado calificado aumentó notablemente el éxito de sus casos, dijo Fernández, agregando que “en esos casos se logró la liberación de los migrantes en más del 50% de los casos”.

En las cortes de inmigración no hay derecho a defensores públicos para procesados pobres, como ocurre en los tribunales penales.

El programa de defensoría pública para inmigrantes entrevistará a los detenidos antes de su primera audiencia para determinar si tienen o no abogado y si califican para el programa. Luego se identificará a un abogado que los defienda.

Fernández explicó que las organizaciones seleccionadas para dar este servicio también ofrecerán asesoría si el procesado enfrenta una acusación penal que afecta su caso de inmigración o si se requiere otro tipo de trámite, como asistencia en el tribunal familiar (family court).

La decisión del gobierno de Nueva York pone de manifiesto una de las diferencias más notables entre el sistema de inmigración y el penal: a pesar de la creciente criminalización de los procesos migratorios y las consecuencias migratorias de muchos procesos penales, los migrantes indigentes no tienen derecho a un abogado defensor pagado por el gobierno como lo tienen los delincuentes procesados.

“Este es un importante paso avance hacia el cierre de la brecha de justicia para los inmigrantes”, dijo el Jefe de Jueces Robert A. Katzmann de la Corte de Apelaciones de EEUU para el Segundo Circuito, y creador del Grupo de Estudio sobre la representación de Inmigrantes de la cual nació este concepto. Sin un abogado es prácticamente imposible que los inmigrantes detenidos puedan defenderse contra la deportación. Sólo el 3% de los inmigrantes detenidos no representados ganan sus casos.

Agregaron los expertos que durante el piloto se vio que los inmigrantes sin representación legal hubieran sido deportados a pesar de tener opciones legales para permanecer en el país.